Foto: EFE

¡Seria justicia! Republicanos debatieron sin insultos ni descalificaciones

viernes, 11 de marzo de 2016 07:49 am



El magnate inmobiliario Donald Trump y sus rivales a la nominación del Partido Republicano para las elecciones presidenciales de Estados Unidos rebajaron el tono beligerante y agresivo de ocasiones anteriores y protagonizaron el debate más sobrio de los que se han celebrado hasta la fecha.

Sin insultos ni descalificaciones y con encontronazos más suaves de lo que venía siendo habitual entre los aspirantes, el debate de Miami (Florida) se centró en cuestiones como el comercio, la inmigración, la educación, el sistema de seguridad social y la política exterior.

Tanto Trump como el senador por Florida Marco Rubio (que estaba siendo uno de los más agresivos últimamente) ya insinuaron antes del encuentro que este debate iba a ser distinto, ya que el magnate avisó de que iba a mostrarse “presidenciable” y Rubio reconoció que había sido un error entrar en el terreno de lo personal.

Migración

En materia migratoria, Cruz reiteró que si llega a la Casa Blanca “triplicará” la patrulla fronteriza, completará un muro en la frontera de México, y acabará con las conocidas “ciudades santuario”, localidades con políticas de no persecución a los inmigrantes ilegales.
En cuanto al comercio, Rubio defendió los beneficios de algunos de los tratados de libre comercio que ya ha rubricado Estados Unidos, y citó como ejemplo el firmado con Colombia, el cual consideró que ha generado grandes beneficios a su estado.

Por su parte, Trump defendió sus credenciales como empresario para hablar del asunto y dijo ser el mejor preparado para hablar del asunto dada su experiencia, y argumentó que las leyes actuales son malas “tanto para los trabajadores como para los empresarios”.

Islamismo

Uno de los momentos de mayor intensidad de la noche llegó cuando Trump se reafirmó en su comentario de que la mayoría de los musulmanes odia a EE.UU.: “Yo no quiero ser políticamente correcto. Tenemos un problema serio de odio (en relación al Islam). Más vale que solucionemos el problema antes de que sea demasiado tarde”, alertó.

El primero en responderle fue Rubio, quien aseguró que “los presidentes no pueden decir todo lo que quieren”, y contó una anécdota de una pareja de misionarios en Bangladesh que, según dijo, le contaron que están teniendo problemas en ese país por los comentarios de Trump sobre el Islam.

El de hoy fue el último debate entre aspirantes a la nominación republicana antes de la jornada crucial del próximo martes, en la que cinco estados celebrarán primarias: las preciadas de Ohio y Florida, donde el ganador se llevará la cifra total de delegados en juego, y también en Illinois, Misuri y Carolina del Norte.

Con información de EFE 

Comentarios

x

Check Also

Fallecidos por terremotos en México aumentó a 320

Hasta el momento las autoridades de México han contabilizado 320 personas fallecidas tras el terremoto de magnitud 7.1 que sacudió a México el pasado 19 de septiembre. La información fue suministrada este ...