Lula da Silva podría ser ministro de Rousseff para blindarse jurídicamente

martes, 15 de marzo de 2016 10:55 am



El expresidente brasileño Luiz Inacio Lula da Silva se dispone a discutir con la mandataria Dilma Rousseff la “mejor forma” de incorporarse a su debilitado gobierno, indica el martes la prensa brasileña. Ese paso, de confirmarse, pondría al exsindicalista y ex jefe de Estado (2003-2020) al abrigo de la justicia ordinaria que investiga supuestos dolos vinculados al escándalo Petrobras, y podría reforzar a su sucesora, amenazada a su vez de un juicio de destitución.

Según el diario ‘O Globo’, que cita fuentes de la Presidencia, Lula pondría como condición para incorporarse al gobierno un cambio de política económica, “enfocada más en retomar el crecimiento”. Lula podría viajar el martes o el miércoles a Planalto para discutir esas propuestas con Rousseff, asegura el informe.

El lunes, un tribunal de Sao Paulo transfirió al juez federal Sergio Moro, que lleva la causa de Petrobras, una denuncia y pedido de prisión preventiva en contra del ex mandatario.

Por su parte, el presidente del gobernante Partido de los Trabajadores (PT) de Brasil, Rui Falcao, defendió este martes que el exmandatario Luiz Inácio Lula da Silva ocupe un ministerio en el Ejecutivo de su sucesora, Dilma Rousseff, una hipótesis que ha sido planteada en las últimas semanas por la formación y que habría sido propuesto por la mandataria. “Sigo defendiendo que él vaya (al Gobierno), independientemente de la manifestación. Es una decisión difícil que tiene que ser pensada”, dijo Falcao a medios locales tras visitar al expresidente en la sede del instituto Lula, en Sao Paulo.

Diversos sectores del PT han presionado al exmandatario para que asuma una cartera en el Gobierno de la presidenta Rousseff y aumente así su blindaje a través del fuero privilegiado que gozan los ministros, lo que impediría que sea juzgado en un tribunal común.

La Fiscalía de Sao Paulo denunció la pasada semana a Lula por lavado de dinero y pidió un mandato de prisión preventiva contra el ex jefe de Estado, una solicitud que todavía deberá ser analizada por el juez.

Lula no se ha pronunciado públicamente sobre la posibilidad de asumir un ministerio, pero Rousseff declaró la semana pasada que “tendría el mayor orgullo” de incluirle en su gabinete.

La Fiscalía de Paraná investiga, paralelamente a la de Sao Paulo, si Lula se benefició de la corrupción en la petrolera estatal Petrobras, un escándalo por el que también están siendo investigados medio centenar de parlamentares, la mayoría de la base oficialista que sustenta al Gobierno de Rousseff. Las investigaciones en su contra inflamaron los ánimos de los cientos de miles de manifestantes que la víspera salieron a las calles de todo el país para protestar contra Rousseff, contra Lula y contra la corrupción.

Para Falcao, sin embargo, la marcha del domingo, que según cálculos de la Policía reunió a más de 3,5 millones de personas en todo el país, expresó el “rechazo político y el combate a la corrupción”.

Lea también: Lula optaría por la presidencia de Brasil en 2018

Comentarios

x

Check Also

Fallecidos por terremotos en México aumentó a 320

Hasta el momento las autoridades de México han contabilizado 320 personas fallecidas tras el terremoto de magnitud 7.1 que sacudió a México el pasado 19 de septiembre. La información fue suministrada este ...