Foto: Meridiano

La defensa: una verdadera fortaleza color vinotinto

Lunes, 21 de Marzo de 2016 03:05 pm



Venezuela se proclamó campeona en el Sudamericano Femenino Sub-17. Su capacidad goleadora sobrepasó cualquier expectativa, gracias a figuras como Deyna Castellanos y Daniuska Rodríguez, pero si un factor fue determinante, y también hizo posible la consecución del título, fue la defensa del conjunto vinotinto.

La última línea jugó un papel protagónico, muy pocas veces pasaron apuros, salvo el último encuentro, pero incluso en circunstancias peligrosas apareció la imagen de una portera magnífica que sostuvo al equipo cuando más la necesitaban.

Una apreciación general no certifica nada, sin embargo los números no mienten. “Las superpoderosas” recibieron solo tres goles en siete partidos jugados. Causalmente solo Paraguay, en dos choques distintos, fue el único conjunto capaz de anotarle. En ataque el equipo fue indetenible y en defensa estuvo brillante.

La guardameta del torneo

Nayluisa Cáceres tuvo una primera fase del torneo muy tranquila. Sus intervenciones no fueron muchas, eso debido a un buen trabajo en defensa, pero cuando le tocó no tuvo problemas.

Los tres primeros encuentros, contra Argentina, Perú y Chile, los vio sin sobresaltos. Ya en el último partido de la primera fase su trabajó aumentó y demostró todas las cualidades que una portera de equipo grande debe tener.

El nivel del torneo creció en la etapa final y con grandes salvadas contribuyó mucho en las dos primeras victorias, contra Colombia y Paraguay (nuevamente). El partido contra Brasil, donde fue determinante y una de las heroínas del juego, dejó bien claro que era la portera del campeonato.

Una defensa imbatible

Las guerreras vinotinto lucharon en cada encuentro, pero el esfuerzo que realizaron las chicas en la defensa es para destacar. Comandadas en gran forma por Sandra Luzardo, la defensa la completaron de buena manera Hilary Vergara, Veronica Herrera y Gladysmar Rojas.

Siempre atentas a la marca, dispuestas a colaborar en cualquier faceta (algo que hizo todo el equipo), con buenas intervenciones de cabeza y eficaces en el uno contra uno. Su calidad crecía con cada partido y solo Paraguay pudo descifrar el laberinto en el que convirtieron el área venezolana.

La jerarquía de Luzardo para dirigir la defensa se vio en cada choque y además fue peligrosa en ataque, como quedó demostrado en el primer partido contra Argentina, en la que fue una de las goleadoras.

Clasificar al Mundial y ganar el campeonato, de forma invicta, se debió en gran parte a la cantidad de goles realizados (27 en total), pero el aporte defensivo hizo los suyo y completo una fórmula letal, que llevó a Venezuela hasta el título.

Fuente: Meridiano

Comentarios

x

Check Also

¡Vota! Deyna Castellanos ya puede recibir votos al premio The Best

Hasta el próximo 7 de septiembre, los venezolanos tendrán la oportunidad de apoyar la candidatura de Deyna Castellanos al Premio The Best de la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA), reconocimiento que la atleta venezolana se ...