Foto: Archivo

¡Sorprendente! Esta es la realidad que se vive en El Cementerio

Sábado, 16 de Abril de 2016 01:15 pm

0800noticias

El periodista de sucesos Román Camacho, contó en una entrevista exclusiva realizada por el portal 800noticias.com, la cruda y espeluznante realidad del funcionamiento de las bandas del Cementerio, que mantienen en un toque de queda permanente a toda la comunidad.

Camacho explica como El Cementerio al ser una “Zona de Paz” se ha convertido en un lugar intocable para las autoridades, es una de las zonas con mayor índice delictivo y donde operan algunas de las bandas más peligrosas de la ciudad de Caracas.

En ese lugar, según relata el periodista, se llevó a cabo la primera reunión entre dos bandas rivales y lograron llegar a un acuerdo para comenzar un alto al fuego y unir sus fuerzas contra la policía. El pacto rodó como pólvora en todo el barrio. De esta forma fue que se comenzaron a unir las demás bandas de los sectores Los Mangos, Los Sin Techos, Primero de Mayo, La Unidad, San Andrés y Aguacatico.

Esta unión y cese de fuego logró fortalecer a unos 200 antisociales, llevando a que se reunieran con El Cementerio Norte, dando así nacimiento a una especie de “Cosa Nostra” versión malandra y caraqueña en todos los sectores de El Cementerio unido.

Encuentro cercano con las bandas

El periodista cuenta que en su primer encuentro con los miembros de las bandas del Cementerio, o los “muchachos” como son llamados dentro de la comunidad, fue recibido por aproximadamente unos 15 sujetos.

“Entre ellos pude reconocer, por las fotos que recibo de las fuentes policiales, a tres de ellos apodados Cara de Bruja, Loco Leo y el Koala, este último presuntamente líder de unas bandas en los Valles del Tuy. Para mi sorpresa lo tenía enfrente y con líderes de otras bandas.

Todos cargaban ropa deportiva o jeans y franela. Eran 15, cada uno tenía de una a cuatro granadas, la mayoría portaba una AR15, otros una Glock, dos con escopetas y los gariteros radios y una granada. Pude contar 5 AR15, como nueve Glocks y más de 20 granadas.

Los delicuentes continuaron conversando con el periodista con mucha naturalidad, quien escuchaba atento sin poder grabarlos ni fotografiarlos.

Le contaron que las reuniones de las bandas se realizaban con una persona muy allegada al gobierno nacional.

“Él se encuentra en camino, lo vas a conocer”, le dijeron los integrantes de la banda.

Camacho reconoce que el comentario le causó ansiedad y preocupación.

Ya muchos deben saber de qué personaje se habla, pero por razones de seguridad no será nombrada esa persona del gobierno señala Camacho.

A pesar de que esta persona no fue nombrada por el periodista por medidas de seguridad, cabe destacar que es quien les suministra el armamento y salva delincuentes que son detenidos o están siendo acosados por los cuerpos policiales.

Mientras el periodista esperaba a ese “mesías” del hampa, le sigueron contando que en las reuniones llegaban en grandes camionetas, que eso estaba más custodiado que el presidente Nicolás Maduro en un mitin político. Nadie salía, ni nadie entraba cada vez que sucedía una reunión de ese estilo. Los delincuentes lucían nuevo armamento y cada vez en mayores cantidades.

Estructura y funcionamiento de las bandas

Camacho cuenta en la entrevista, que las bandas usan una organización parecida a la militar, que se basa en la jerarquía y voz de mando dentro de la banda.

Cada banda esta compuesta por varios eslabones.

1.-El primer eslabón y el más bajo lo comprenden los “Gariteros”, personas encargadas de pasar la información de todo lo que ocurre en el sector, a los segundos al mando o al líder de la banda, de no pasar la información correcta o dejar su puesto sin atender estos sujetos son asesinados en el sitio.

 

Los gariteros están siempre desde las 3:00 pm hasta la mañana siguiente, solo descansan en la mañana y son reemplazados por amigos o personas de la comunidad, normalmente andan en grupos de 3 a 5 personas, normalmente con radios y armas. En algunas zonas no portan armas ni radios pero se comunican a través de celulares o silbidos.

2.- Luego están algunas personas de la comunidad que sirven para informar, retrasar a los funcionarios o se encargan de protestar para ayudar a las bandas.

3.- Luego está el líder supremo de las bandas, quien en estos momentos es llamado el “Lucifer”.

Este sujeto logró ganar su fama al asesinar a un líder en el 70, alias “El Puñito”, a quien le dispararon, lo quemaron y luego lo descuartizaron para mostrarlo como trofeo en el barrio. Semanas después, “Lucifer” asesinó en El Valle a nueve “malandros” de alto poder por lo que se ganó el respeto de la zona logrando liderar todo lo que es El Cementerio Norte y Cementerio Sur.

Él es el líder de todos los líderes, son 12 en total y cada uno tiene hombres bajo su mando, los cabecillas que están por debajo de él son conocidos como El Koala, Cabeza de Bruja, El Loco Leo, El Coki, Chicho, Titi, El Flaco, Nene, El Gordo y Cucho.

Cada uno anda escoltado y nunca anda solo, normalmente consumen piedra o alguna droga, siempre andan armados y cada uno carga al menos tres granadas en el cinturón, la comunidad los conoce, los saluda y hasta le piden favores, continua relatando Camacho.

Dólares por las cabezas de funcionarios de seguridad

El Lucifer, conocido como el Pran mayor, ha sido el primero en ofrecer dólares por cada policía asesinado, la recompensa es de 300 dólares por policía municipal, nacional o CICPC, 400 dólares por Guardia Nacional y 500 dólares por Sebin.

Su fuerte es el secuestro y cobra los rescates en dólares, por lo que ha podido comprar gran cantidad de armamento. Ha sido visto hasta con un calibre 50, que muchos aseguran utilizará para tratar de derribar los helicópteros cuando se forme la guerra.

Lucifer logró el control absoluto de El Cementerio y al unir todas las bandas consiguió una fuerza alrededor de 400 antisociales, de esa cifra unos 80 son asesinos y secuestradores.

Se conoce que en las bandas existe un grupo especial que se dedica a monitorear las cuentas de policías, periodistas de sucesos y personas de interés, monitorean las redes sociales de Facebook, Instagram, también usan a esas personas para buscar a la próxima víctima de secuestro en internet.

El gasto operativo de las bandas se mantiene cobrando vacunas a la comunidad de entre 3.000 a 15.000 Bsf semanales por establecimiento. Además se pudo conocer que perciben dinero del narcotráfico.

Comentarios

x

Check Also

Presidente del TSJ propone evaluar extensión de la pena máxima

El presidente del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), Maikel Moreno, presentó este martes ante la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) una propuesta para evaluar la extensión de pena máxima a quienes cometan delitos de homicidio, terrorismo, traición a la patria ...