Venezolanos con salarios dignos Por: Julio Borges

Domingo, 1 de Mayo de 2016 01:14 pm

UN

Hoy celebramos el Día del Trabajador con una crisis país que no permite que los venezolanos tengamos calidad de vida. Como todos los años el Ejecutivo nacional incrementa el salario mínimo y como todos los años vemos que alcanza cada vez menos a pesar de su incremento.

Las familias venezolanas trabajan imparablemente para cubrir los gastos mínimos de supervivencia: comida, servicios, medicamentos, transporte, entre otros, y están cansadas de que su esfuerzo se lo coma la inflación, y de que el Presidente de la República no haga nada para detenerlo.

A esta inflación galopante se le suma el desabastecimiento en medicamentos y alimentos, no hay salario por más millonario que sea que aguante tanto golpe.

Si comparamos nuestro salario mínimo con el resto de los países latinoamericanos vemos que el promedio es de $316 mensuales para el año 2016. Venezuela tiene su salario mínimo casi 10 veces menos al de los principales países de América Latina, es decir, nosotros cobramos $34 mensuales.

Para equipararnos a los países de nuestra región es necesario que se establezca como salario mínimo la cantidad de 107.000 bolívares aproximadamente si hacemos el cambio vía Dicom. Monto este que medio cubriría los gastos del pago de los servicios públicos y la canasta básica.

Es por ello que desde la Asamblea Nacional hemos realizado esta semana propuestas para mejorar la crisis económica y social que estamos viviendo y que le hemos hecho llegar al Presidente para que con humildad las incorpore en las acciones que debe realizar en materia económica.

Conviasa, otro nido de corrupción. Cinco altos directivos de Conviasa han sido acusados de revender boletos aéreos, tráfico de influencias y otros delitos. La historia de la red Bicentenario y otras empresas del Estado se repite. Las redes de corrupción se multiplican, y para cada producto que escasea hay un bachaquero enchufado, haciéndose rico de la noche a la mañana, sin sistemas de auditoría que permitan detectar a tiempo las anomalías y castigar a los culpables. Pronto tratarán de echarle tierrita a este caso, para que el que venga pueda continuar con la fiesta.

Solo un sistema fiscal autónomo, sin filiaciones partidistas, puede comenzar a enfrentar el cáncer de corrupción que carcome a nuestra patria.

Comentarios

x

Check Also

¿Para qué la Historia? Por: Laura Antillano

Escribió Enrique Bernardo Núñez a propósito de Juan Francisco de León: “Puede que la figura de León sea en el futuro asunto de un gran poema. (…) Seria de recordar ...