Foto: Julio Borges

Culillo revocatorio Por: Julio Borges

Domingo, 15 de Mayo de 2016 09:56 am

UN

En el oficialismo no saben qué hacer ante la avalancha revocatoria que se les viene encima.Nicolás Maduro afirma ahora, después de habernos retado el año pasado a activar el referendo revocatorio, que el referendo no es “necesario” y que por el contrario la prioridad es la emergencia económica. Te equivocas, Nicolás. La prioridad es cambiar el modelo fracasado que ustedes le han impuesto al país durante los últimos 17 años. Y el modelo solo puede cambiar con un nuevo gobierno.

Diosdado, siempre amargado, dedica su tiempo a amenazar a los empleados públicos que firmaron la petición de referendo el pasado 27 de abril. Reconoce Cabello con su actitud que muchos, muchos funcionarios públicos y también muchos chavistas desilusionados firmaron (y lo volverán a hacer cuantas veces sea necesario). Nosotros los recibimos a todos con los brazos abiertos y los felicitamos por su valentía, madurez y por su cariño por Venezuela. El apoyo al referendo es un derecho democrático que tenemos todos los venezolanos.
Jorge Rodríguez quiere contar las firmas una por una. Con su experiencia como ex rector del CNE, sabe que la avalancha del 27 de abril es indetenible y desde ya comienza a maquinar triquiñuelas para tratar de demorar el proceso.
El vicepresidente Istúriz, haciendo de “vocero” del CNE, afirma que los tiempos del revocatorio no dan, con lo que reconocen implícitamente que su estrategia es demorar el juego democrático.
¿Por qué tienen tanto culillo ante el referendo revocatorio si tienen un colchón de casi ocho millones de votos (los obtenidos por Nicolás Maduro el 14 de abril del 2013)?
Todos pendientes del CNE. Hace poco más de un año, en abril de 2015, el gobierno afirmó haber recogido más de 13 millones de firmas contra el decreto de Barack Obama. En pocos días, en tiempo récord, Tibisay Lucena afirmó haber certificado las firmas, que tuvieron 98,7% de consistencia según sus declaraciones. Le pedimos a Tibisay la misma celeridad y la misma proactividad para certificar en tiempo récord las firmas entregadas el 3 de mayo para activar el referendo revocatorio. La paz del país está en su conciencia.
Todos somos Polar. Nuevamente, los sectores más extremistas del gobierno juegan con fuego al contemplar la posibilidad de expropiar a una de las empresas privadas más emblemáticas del país, generadora de empleos, alimentos de calidad y de progreso.
Los venezolanos queremos no una sino muchas empresas como Polar, con dueños comprometidos con el país.





 

Comentarios

x

Check Also

¿Para qué la Historia? Por: Laura Antillano

Escribió Enrique Bernardo Núñez a propósito de Juan Francisco de León: “Puede que la figura de León sea en el futuro asunto de un gran poema. (…) Seria de recordar ...