Por qué triunfamos y por qué perdemos en el fútbol

Viernes, 20 de Mayo de 2016 02:21 pm

Ángel Bastardo

Hemos observado a lo largo de los años, un vaivén de la selección de fútbol venezolano en cuanto a su rendimiento: victorias que dejan buenos sabores, pero de poca duración, y derrotas que han marcado un fracaso rotundo en la gestión de nuestra federación, salpicando al resto de las personas que laboran por el fútbol venezolano. El paso de nuevos entrenadores ha sido la búsqueda de una solución que no parece dar resultados positivos y nos hemos llenado de fracasos cuando existían posibilidades de triunfar.

¿A qué se debe el bajo nivel en nuestro país? ¿Realmente hemos hecho las cosas bien para buscar la gloria? Todo esto ha estado en tela de juicio siempre, ya que aún no hemos clasificado a nuestro primer mundial. Nos llaman la “cenicienta del fútbol” latinoamericano, y todavía seguimos creyendo que una buena temporada nos quitó el apodo justificando con pocas alegrías y sin ningún logro concretado, algo que no es suficiente para nadie.

Evidentemente tenemos serias trabas que solventar para poder superarnos y cumplir nuestras metas en este deporte, una de ellas, factor de suma importancia, es no tener los estadios aptos para la práctica del fútbol. La crítica es dura cada vez que nos visitan países vecinos, el engramado es nefasto, debido al mal uso de las instalaciones, mantenimiento inadecuado y falta de personal capacitado para esto. Si ocurre a nivel profesional, que podemos decir de las canteras…

A propósito, las canteras o escuelas de esta disciplina es otro de los factores que incide en su crecimiento. En teoría deberían darse los incentivos necesarios para que la semilla, la generación del relevo, germine y pueda cosechar buenos frutos con perspectiva del futuro. La enseñanza y corrección de la técnica del futbolista debe hacerse en edad temprana para así consolidar el talento que a lo largo de su carrera demostrará en las ligas o clubes profesionales.

No obstante, para el desarrollo del cualquier atleta de alto rendimiento se requiere de expertos que estén en el país y que hagan el seguimiento necesario de su preparación a largo plazo, hasta alcanzar un nivel de competitividad profesional que nos permita codearnos con los más sólidos jugadores a nivel mundial.

Aunado a esto, tener un solo centro de alto rendimiento para 24 estados que conforman el mapa venezolano, nos aleja de esta meta. El Gobierno Nacional debe hacer inversiones más estratégicas a fin de garantizar la preparación de nuestros representantes deportivos, que en su mayoría, se ven en la obligación de migrar a otros países a solventar las carencias que se consiguen en nuestro territorio para su desarrollo integral.

Los éxitos deportivos en conjunto, parecen depender más de las ganas de unos atletas interesados en superarse y poner en alto la bandera nacional que de los recursos necesarios por parte del sector público y privado para alcanzar los mismos objetivos.

Comentarios

x

Check Also

Ibrahimovic cerca de fichar por el Manchester United

Zlatan Ibrahimovic estaría cerca de volver a la Premier League y precisamente a su antiguo club, Manchester United. Así lo dio a conocer el medio inglés “The Sun” que en ...