Foto: Archivo

Un gran Hamsik acaba con Rusia

Miércoles, 15 de Junio de 2016 11:51 am

As.com

Marek Hamsik, el dios futbolístico de Eslovaquia y Nápoles, se encargó él solito de hacer media maleta de Rusia para casa. Salvo que medie victoria ante Gales, la UEFA se ahorrará el trámite de eliminarle por el mal comportamiento de sus seguidores, que aprobaron en la grada. El balón, dirigido como con un mando a distancia por el ídolo del San Paolo, dictó justa sentencia. Hamsik se lució con un gran pase de memoria a Weiss y un golazo por la escuadra al filo del descanso. Un 0-2 incontestable en Lille que recortó Glushakov muy al final, cuando los de Slutski ya habían hecho méritos de sobra para la derrota. El rey eslovaco golpeó duro, pero con balón. Rusia cayó a la lona.

La exhibición de Hamsik en la primera mitad fue inolvidable. Tiene un talento excepcional. Sólo Maradona ha marcado más goles que el mediapunta para el Nápoles en la Serie A. Se alistó en el año del ascenso, 2007, procedente del Brescia. Y allí se ha quedado pese a las llamadas de Juventus y Milán. Engaña su aspecto revolucionario, con la cresta en la cabeza. Es una persona tranquila y ordenada. Eso sí, cuando coge el balón es un terremoto.

Amenazó nada más empezar con su pierna izquierda tras una pérdida rusa en medio campo. Es diestro, pero le da igual con cuál pegar al balón. Los de Slutski, con unos nervios de infarto en el inicio, llegaron tarde al partido. Cierto es que empezaron a encontrar espacios en la mediapunta, entre otras cosas porque su tanque Dzyuba no es tan torpe como dibuja su figura. Smolov, con un disparo ajustado a la base del poste, pareció anunciar problemas para Eslovaquia.

Pero ahí estaba Hamsik, a quien los rusos perdieron de vista. Sacó un gran pase de 30 metros hacia Weiss que pilló a Smolnikov desubicado. El ex periquito explotó en velocidad y clase para tumbar a su lateral y a Berezutski, y lanzar un disparo cruzado perfecto. No estar encima de Hamsik les dio otro sustito en el 42’ y uno definitivo en la última acción antes del descanso. La joya eslovaca pidió un córner en corto y desde el vértice del área colocó la pelota en la escuadra. Soberbio disparo y una falta de atención rusa fuera de lugar.

Slutski hizo un doble cambio. Entraron Mamaev y el tocado Glushakov para agitar la coctelera. Cambió a 4-4-2 con Kokorin junto a Dzyuba. Eslovaquia dio un paso atrás, aunque no sintió peligro hasta pasada la hora de juego, cuando Durica desvió un zurdazo de Smolov.

Se consumía el tiempo y, aunque Eslovaquia defendía por acumulación de jugadores, no daba la sensación de que Rusia pudiese poner en peligro su triunfo. Pero un chispazo Shatov encendió a Glushakov para que mostrase toda su calidad en llegada con un cabezazo. Los entrenados por Kozak, que había llenado el campo de futbolistas defensivos, no encontraban a Hamsik y se limitaban a quitarse el balón de encima. Pese al buen hacer del interesante Dzyuba, al que robó la gloria del empate Huboca, los eslovacos cantaron su primera victoria, muy justa, en una Eurocopa. Serán segundos de grupo pase lo que pase en el Inglaterra-Gales de mañana.

Comentarios

x

Check Also

Liverpool rechazó oferta de 125 millones de euros del Barcelona por Coutinho

El Liverpool ha rechazado este viernes una tercera oferta del Barcelona por el mediapunta internacional brasileño Philippe Coutinho valorada 114 millones de libras (125 millones de euros), publica la cadena ...