Crónica del segundo día de audiencia de los sobrinos Flores

viernes, 16 de septiembre de 2016 01:12 pm

Con información de NT

La periodista Maibort Petit a través de su blog, escribió una crónica los sucesos del segundo día de audiencia del caso de Efraín Antonio Campos Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas, sobrinos de la Primera Dama, Cilia Flores.

Asimismo, la periodista informa que la defensa de los sobrinos, esta vez, salió airada con la ayuda de unos nuevos testigos.

A CONTINUACIÓN PARTE DE LA CRÓNICA DE PETIT:

A las 9:30 am hicieron acto de presencia los sobrinos de Cilia Flores. Acompañados por los alguaciles, los dos acusados fueron acomodados en las sillas designadas a los reos y, como el día anterior, Campos Flores sonrió y saludo fugazmente a la prensa. A Flores de Freitas se le notó un poco estresado. Ambos lucían bien acicalados y recién afeitados. A los 3 minutos apareció el juez Paul Crotty. Todos nos levantamos en señal de respeto y ahí empezó la jornada.

La nueva abogada de Flores de Freitas, sentada a su lado a lo largo de la audiencia, mostraba documentos al joven quien en todo momento le respondía con una señal afirmativa. Campos Flores conversaba de manera entusiasta con John Zach. Se nota que ambos —cliente y abogado— tienen una gran empatía y mantienen una excelente relación.

La fiscalía llama a su primer testigo

El primer testigo sentado en el estrado por la fiscalía fue un especialista en justicia criminal de la DEA que trabaja con los dispositivos que usa esa agencia para generar las evidencias de los acusados. El agente declaró que para poder bajar la información que se graba en esos aparatos se requiere un password y un código especial.

La DEA suele enviar los equipos por Fedex a los informantes un día antes de que se vaya a producir la operación y —cuando culminan la investigación— las fuentes los envían a la agencia o los llevan personalmente a los agentes, todo depende del caso. Los informantes sólo pueden prender y apagar los dispositivos. Es en las instalaciones de la DEA donde se puede bajar la información a un software interno al que muy pocos tienen acceso.

Las grabaciones recogidas por los dispositivos 1 y 2

Los abogados de Campos Flores y Flores de Freitas han insistido desde julio 2016, en que los informantes que trabajaron para la DEA en esta operación, manipularon las grabaciones de audio y video, eliminaron extractos de las conversaciones sostenidas entre los acusados y los informantes a lo largo de seis encuentros realizados. Todo esto aparece explicado en la documentación presentada por la defensa en respuesta a la fiscalía.

Las actividades que fueron documentados son los siguientes:

1) El 4 de octubre de 2015 se sostuvo el primer encuentro entre Campos Flores y Flores de Freitas con “El Sentado” en San Pedro de Sula, Honduras. De ese encuentro el informante CW-1 (asesinado el 3 de diciembre de 2015 por una supuesta deuda de un millón de dólares) quedó solamente como prueba una fotografía, tomada a las afueras del restaurante rústico por una mujer que acompañó a “El Sentado” y cuyo nombre no fue revelado.

La defensa busca eliminar esa fotografía. Los abogados preguntaron a los agentes de la DEA por qué no hubo grabación de ese encuentro con los aparatos. A lo que los agentes contestaron que el informante aseguró que no había usado los dispositivos porque no consideró seguro y prudente hacerlo en el primer encuentro para no levantar sospechas.

2) La segunda reunión que se produjo entre Campos Flores, Flores de Freitas, CS-1, alias “El Mexicano” y CS-2, tuvo lugar en Caracas el 23 de octubre de 2015. En esta reunión estuvo presente una tercera persona, amigo de CS-2 y que no fue registrada en los reportes de los informantes a la DEA. La persona viajó en el mismo avión desde México a Caracas. Según reveló CS-1 era su amigo y en ningún momento participó en la reunión como tal, sino que estuvo en un área cercana a la puerta del apartamento propiedad de Campos Flores y que se constituyó en el centro de encuentros para “cuadrar los negocios” de los otrora poderosos primos. Ese encuentro aparece grabado en audio y video, y según declaró CS-1, al llegar al lugar pidió permiso para ir al baño y fue cuando encendió los dispositivos y cuando consideró que la reunión había terminado, fue nuevamente al baño para apagarlos.

3) 26 de octubre de 2015, se produce el segundo encuentro registrado por los dispositivos en el apartamento de Campos Flores en Caracas a donde acudieron CS-1, CS-2, Campos Flores y Flores de Freitas. También estuvieron presentes los escoltas de Campos Flores y un individuo —amigo de CS-2— cuyo nombre no fue revelado. En ese encuentro se asegura el envío de la droga que sería entregada por el contacto de Campos Flores con la Farc.

En la noche del 26 hubo otra reunión entre los Flores y los informantes de la DEA, pero no fue grabada porque no iban a hablar de negocios. Campos Flores invitó a los dos narcotraficantes al prostíbulo “El Trío” que había sido de su propiedad, y donde les brindó prostitutas, strepers y cocaína. Sólo CS-1 consumió cocaína. A cada invitado especial se le obsequió con tres prostitutas para servicios sexuales en el hotel Marriot ubicado en la avenida Venezuela con Calle Mohedano en Caracas.

 

 

 

CS-1 y CS-2: “Los informantes mentirosos”, según la defensa

Si algo se logró conocer durante la audiencia del viernes, fue la forma cómo trabaja la DEA y la capacidad de litigación de los costosos abogados de los sobrinos presidenciales. CS2 es un hombre de 34 años, trabajó como informante de la DEA por varios años, por su trabajo obtuvo unos $400 mil dólares, estuvo en los encuentros de Caracas con los Flores. Hoy en día es un reo de la justicia norteamericana. Junto a su padre (CS1 o “El Mexicano”) se declaró culpable en agosto de 2016 de conspirar para traficar cocaína a los EEUU, conspirar para distribuir la droga y por mentirles a los agentes de la DEA entre 2012 y 2016, cuando eran sus informantes.

“CS-1” y “CS-2” fueron traídos a Nueva York desde California, donde permanecen recluidos en una cárcel federal.

Durante el interrogatorio, los abogados defensores preguntaron a CS-2 quién era la persona que había entrado a las reuniones con los acusados y que no había sido reportada a la DEA. El ex-informante dijo que era un amigo de larga data, que había encontrado en el avión cuando se trasladaba a Caracas desde México y con quien había tenido encuentros en Venezuela.

CS-2 aseguró además que no había consumido cocaína durante la operación en Caracas, tal como lo acusaban los defensores de los primos Flores. Que ciertamente había consumido marihuana, pero que había parado el consumo desde hacía unos años atrás.

CS-1 informó que durante el tercer encuentro que sostuvieron en la Caracas, Campos Flores le aseguró que la cocaína que traficaba era de la mejor calidad para no tener problema con sus clientes.

CS-1 confesó al juez que consumía cocaína mientras cooperaba con la DEA. Hasta ese día la agencia no sabía que su informante había consumido drogas en su estancia en Caracas. El informante dijo que Campos Flores le pidió hacer una prueba al kilo de cocaína para determinar su calidad del producto que deseaban importar a los EEUU.

 

A lo largo de la audiencia, la fiscalía dirigió su interrogatorio a “CS1”, “CS2” y otro confidente de la DEA, así como a un agente, para probar que a los acusados no se les violaron sus derechos durante su arresto el 10 de noviembre en Haití, como alegan en su petición de supresión de evidencia los dos escritorio jurídicos contratados por los sobrinos presidenciales.

 

El juez ordenó a la defensa y a la fiscalía entregar un resumen de los argumentos generados durante la audiencia (No más de 20 páginas), y fijó para el 26 de septiembre el nuevo encuentro. Los defensores de los primos Flores deben entregar, además, un pliego probatorio de no más de 3 páginas, en donde expongan los motivos que los llevan a expresar la supuesta expoliación de pruebas que los informantes de gobierno habría hecho en aras de perjudicar a los acusados.

Se levantó la sesión

Toca esperar los resultados que a la vista de todos benefició a la defensa. No obstante, es el juez el que tiene la última palabra y sus acciones y decisiones están por verse en la próxima oportunidad.

Lea el artículo completo en: Caso Flores: La fiscalía cabizbaja y la defensa ¿victoriosa?

 

Comentarios

x

Check Also

El “costo” que tuvieron los resultados de las regionales, según Muchacho

El alcalde en el exilio Ramón Muchacho, fijó su postura tras los resultados de las elecciones regionales anunciados por el Consejo Nacional Electoral este domingo. Cuestionó que el oficialismo se ...