Foto: AFP

Cleveland inició con éxito la defensa del título

miércoles, 26 de octubre de 2016 10:33 am

EFE

La noche inaugural de la nueva temporada de la NBA no pudo comenzar con mayor intensidad y contrastes después de ver al alero LeBron James en una jornada mágica y a Kawhi Leonard como nueva estrella.

Los tres fueron protagonistas con sus respectivos equipos de los Cavaliers de Cleveland, que recibieron los anillos de nuevos campeones de la NBA; los Spurs de San Antonio, que jugaron por primera vez en 20 temporadas sin el legendario pívot Tim Duncan y los Warriors de Golden State con su nueva estrella Kevin Durant.

James, que hizo posible el sueño de darle a los Cavaliers su primer título de liga y el primero nacional que llegó de nuevo a Cleveland en 52 años, volvió a ser la gran figura que recibió el anillo de campeón, hizo de líder indiscutible, dio discurso pleno de motivación y luego arrolló en la pista a los Knicks de Nueva York a los que los Cavaliers vencieron por paliza de 117-88.

James no perdió tiempo en ser el jugador más completo de los Cavaliers al aportar un triple-doble de 19 puntos (9-14, 0-3,1-2), 11 rebotes y 14 asistencias en 32 minutos de acción.

Los Cavaliers no pudieron haber comenzado mejor la nueva temporada y celebrar la entrega de los anillos del primer título de su historia y de la ciudad en 52 años.

Leonard brilló con luz propia al anotar 35 puntos, la mejor marca de profesional, y lideró a los nuevos Spurs, sin el pívot Tim Duncan, al triunfo de visitantes por 100-129 ante los Warriors de la pareja de estrellas formada por Curry y Durant.

La noche que se proyectaba como histórica para la nueva formación de los Warriors, que año pasado batió todas las marcas, incluida la una racha inicial de temporada de 24-0, vio como los Spurs, con los que debutó el pívot español Pau Gasol, fueron en todo momento los mejores en el campo.

De ahí, que el doble-doble de 27 puntos y 10 rebotes que aportó Durant en su debut con los Warriors no tuvieron ningún efecto positivo porque el equipo nunca mostró sincronización entre todos los jugadores, especialmente con Curry, su nuevo compañero.

El base Damian Lillard hará todo lo contrario, no se olvidará con facilidad el haber anotado 39 puntos que lo dejaron como el máximo encestador de la jornada y también de su equipo de los Trail Blazers de Portland que vencieron por 113-104 a los renovados Jazz de Utah.

La victoria permitió a los Trail Blazers llegar a las 16 consecutivas en los partidos disputados en su campo en la jornada inaugural.

 

Comentarios

x

Check Also

Magallanes se quedó con el sexto duelo entre los eternos rivales

Los Navegantes del Magallanes vencieron a los Leones del Caracas con pizarra de 5×1 y extendieron a 6 la racha de partidos sin conocer la derrota frente a sus eternos ...