Jabón de glicerina, limón y menta para pieles grasas

miércoles, 26 de octubre de 2016 10:18 am

Mejor con Salud

Las pieles grasas requieren cuidados específicos para regular la producción de sebo de manera suave y natural y para no provocar, a la larga, una irritación y sequedad cutánea.

Uno de los pasos más importantes es la limpieza de cutis, la cual deberíamos hacer, por lo menos, una vez al día con el producto adecuado.

En este artículo te damos la receta para preparar en casa tu propio jabón natural elaborado con glicerina, limón y menta, tres ingredientes excelentes para el cuidado de las pieles grasas.

Para elaborar un jabón específico para pieles grasas vamos a usar tres ingredientes que nos ayudarán a regular el sebo de manera progresiva y natural: la glicerina, la peladura de limón y el aceite esencial de menta.

La glicerina

La glicerina es un ingrediente natural de origen vegetal que, además de limpiar la piel con suavidad, pero en profundidad, también nos ayuda a mantenerla hidratada sin engrasarla.

Para el cuidado de la dermis es mucho más recomendable el uso de glicerina que de otros productos con sulfatos, que pueden resultar muy agresivos, sobre todo para el cutis.

La glicerina también es bactericida, por lo que es muy adecuada para pieles con tendencia a padecer acné.

El limón

El limón es una fruta con excelentes propiedades limpiadoras y purificantes, tanto si lo consumimos como si lo usamos de manera tópica.

Nos ayuda a eliminar la grasa de manera efectiva y nos proporciona una agradable sensación de frescor, algo que agradecen mucho las pieles grasas.

También tiene propiedades antisépticas, da luminosidad y ayuda a prevenir la aparición de manchas en la piel.

Para elaborar este jabón usaremos la peladura del limón, la cual goza incluso de más propiedades medicinales que la pulpa y nos permitirá hacer, a la vez, una suave exfoliación de la piel.

La menta

Menta

La menta es una planta medicinal que, igual que el limón, provoca una sensación muy refrescante en la piel y actúa de manera astringente, por lo que elimina la grasa sin irritar el cutis.

Con este ingrediente también conseguiremos dar vitalidad a los rostros de piel apagada.

En esta receta usaremos aceite esencial de menta, el cual tiene un efecto muy potente en poca cantidad y, además, dará un excelente aroma al jabón. También podemos decorarlo, de manera opcional, con algunas hojas de menta fresca.

Un jabón para pieles grasas

Este jabón es una alternativa natural y económica a los productos convencionales que contienen sulfatos, alcoholes o conservantes, los cuales pueden resultar perjudiciales para la piel a corto y largo plazo.

Ingredientes

  • Una pastilla de 80 o 100 g de jabón de glicerina pura, sin ingredientes añadidos
  • La peladura rallada de un limón (a ser posible, ecológico)
  • 20 gotas de aceite esencial de menta
  • Algunas hojas frescas de menta (opcional)

Podemos adquirir el jabón de glicerina y el aceite esencial de menta en herbolarios o farmacias.

Elaboración

Lava tu rostro dos veces al día

Para elaborar este sencillo jabón deberemos seguir los siguientes pasos:

  • Trocearemos la pastilla de jabón de glicerina y la calentaremos en una cazuela al baño María, o bien en el microondas para derretirla.
  • Cuando la glicerina esté líquida, le añadiremos la peladura de limón ya rallada.
  • Dejaremos enfriar un poco el preparado y, antes de que se solidifique, añadiremos el aceite esencial de menta y, si lo deseamos, unas hojas frescas de esta misma planta.
  • Pondremos el líquido en el molde deseado para que se enfríe y endurezca.
  • Una vez esté sólido ya lo podremos usar siempre que queramos, sin riesgo de que se estropee, aunque no tenga conservantes.

Si no tenemos un molde podemos usar algún recipiente de plástico o cristal, como un vaso, cenicero, jabonera o la base de una botella de plástico.

Uso diario

Usaremos este jabón una o dos veces al día, según el estado de nuestra piel:

  • Por la mañana, al levantarnos, si tenemos la piel del cutis grasa. Nos lavaremos la cara con el jabón y, a continuación, nos aplicaremos el tónico facial y una crema hidratante ligera.
  • Por la noche, antes de acostarnos, para desmaquillarnos o limpiarnos el cutis.No es necesario que nos apliquemos ningún producto después, excepto si tenemos alguna necesidad específica (arrugas, acné, dermatitis, etc.).

 

Comentarios

x

Check Also

Aprende a hacer una batido Unicornio al estilo Starbucks

Si no has probado los batidos Unicornio, te enseñamos a hacer uno para que disfrutes con tus amigas en tu tarde de compartir. Solo necesitarás para esta preparación:  1 taza ...