Nicmer Evans

¿Ni con votos, Maduro? Por: Nícmer Evans

Lunes, 7 de Noviembre de 2016 09:14 am



El talante democrático del presidente Maduro desaparece, y sobre él se erige toda una estructura autoritaria, cuando niega la posibilidad de que quien sea, pueda entrar a Miraflores por la vía electoral al afirmas que “Ni con votos, ni con balas entrarán más nunca a Miraflores”.

Debo dejar claro algo: no quiero, no deseo y trabajo todos los días para que los líderes de la MUD no lleguen a Miraflores por los votos, porque no creo que sean quienes tengan una propuesta de país distinta a la actual que es un desastre, al igual que trabajo para que el gobierno de Maduro democráticamente y por los votos, salga de Miraflores por el nefasto gobierno que conduce, pero para ello mi esfuerzo se encamina en construir una alternativa política fuera de la polarización, por lo que jamás me plantearía impedir por la fuerza o por la vía de la imposición que alguna fuerza política en el país, si lo hace con los votos, pueda llegar legítimamente al destino que se trace, si es constitucional.

Nadie nuevamente en el país debe pretender llegar a punta de balas al poder en nuestro país, sería un contrasentido incluso para el chavismo, que superó esa etapa de la mano de su propio líder que se encausó democráticamente al persuadir a las mayorías de su proyecto.

Es por ello que he afirmado que el presidente Maduro no es chavista, porque va en contravía del legado tangible antes descrito, y no es socialista porque el socialismo realista, no el mal llamado “real”, es profundamente democrático y basa sus acciones en la decisión de la gente sobre las cúpulas, cosa que definitivamente ofende Maduro en su accionar y discurso diario.

Para que la Mud no llegue a Miraflores, Maduro lo único que debería estar haciendo es lo que no hace: un buen gobierno, y es por ello que el chavismo crítico y el resto del pueblo que trata de vivir de su trabajo hoy está empujan hacia la constitución de un referente político distinto, que también se distancie de una MUD errática, que sólo defiende sus intereses de clase, sus intereses económicos y de secta, y no los de la mayoría.

El stalinismo de las organizaciones políticas venezolanas atentan en contra de la democracia, y el sistema electoral adoptado en nuestro país, y que la Mud y el Psuv defienden, que sobre representa a las mayorías y vuelve “polvo cósmico y arena de playa” a las minorías, derrotan hoy la máxima aspiración de la población venezolana que es: más y mejor democracia.

Es por ello que exigirnos organización y fuerza para enfrentar las “balas” autoritarias de Maduro, implica viabilizar por vía de la acción y los hechos que los votos hablen fuerte y de manera contundente, sin privilegios o condiciones.

Comentarios

x

Check Also

¿Para qué la Historia? Por: Laura Antillano

Escribió Enrique Bernardo Núñez a propósito de Juan Francisco de León: “Puede que la figura de León sea en el futuro asunto de un gran poema. (…) Seria de recordar ...