Foto: Archivo

¿Cómo detener la sudoración excesiva?

Miércoles, 9 de Noviembre de 2016 09:17 am

GV

Para algunas personas la sudoración excesiva es un verdadero dolor de cabeza, además de constituir un obstáculo para el normal desempeño dentro de su entorno social y laboral. A esta situación se le denomina hiperhidrosis y es el resultado de un incremento en la secreción de las glándulas sudoríparas que suele afectar zonas (hiperhidrosis focal) o puede afectar a todo el organismo (hiperhidrosis generalizada).

“La hiperhidrosis focal suele ser la patología más habitual, siendo las zonas más afectadas las manos, axilas, cara, pies y región genital, debido a la alta concentración de glándulas sudoríparas en estas áreas. Igualmente, es común que frente a ciertas situaciones como enojo, estrés, miedo o vergüenza se pueda desencadenar una crisis de transpiración excesiva”, explica Dayana Afonso, médico cirujano especialista en medicina estética del Centro Diagnóstico Estética Láser CDEL. Este exceso de sudoración provoca mal olor (bromhidrosis), manchas en la ropa e incomodidad.

Según estudios clínicos, se estima que el 3% de la población mundial sufre de hiperhidrosis. Generalmente, tal como lo indica Afonso, esta condición comienza en la infancia o adolescencia, existiendo distintos grados de intensidad, desde cuadros leves hasta cuadros severos que llegan al goteo en las manos.

Actualmente, existen diversos procedimientos aprobados por los especialistas en medicina estética y dermatología que ayudan a disminuir los efectos de la transpiración excesiva.

A continuación los tratamientos más utilizados:

1. Medidas de uso domiciliario como antisudorales de uso tópico.

2. Medicamentos anticolinérgicos que actúan mediante la prevención de la estimulación de las glándulas sudoríparas en el cuerpo.

3. Tratamiento quirúrgico conocido como simpatectomía transtorácica, donde se eliminan los ganglios que estimulan la sudoración de axilas y manos.

4. Cirugía local, donde se eliminan las glándulas sudoríparas por medio de un curetaje subcutáneo.

5. Tóxina Botulínica, es la técnica utilizada por excelencia en medicina estética por su gran eficacia para inhibir la secreción de las glándulas sudoríparas. Consiste en la infiltración de la toxina en axilas, palma de manos o planta de pies. El procedimiento tiene una duración de aproximadamente 30 minutos y sus resultados pueden extenderse hasta 6 meses posterior a la aplicación.

Por lo general, cuando aún no se descubre una causa clara, el tratamiento se enfoca en controlar el sudor excesivo y a lo primero que se recurre es a los antitranspirantes de venta bajo prescripción. Si el paciente considera que podría estar sudando más de lo normal, la consulta con un especialista es una opción acertada para establecer un diagnóstico adecuado.

Aunque la causa específica para librarse del sudor no está definida, la hiperhidrosis todavía puede tratarse eficazmente y de modo que reduzca las molestias y la vergüenza.

Comentarios

x

Check Also

¡Importante! Estos son los daños que sufrirías si miras el eclipse solar sin protección

El próximo 21 de agosto el mundo podrá presenciar un eclipse total de sol. Un fenómeno fascinante que llamará la atención de todas las personas, lo que hará que más de ...