Se dispara el Dolar paralelo

Lunes, 14 de Noviembre de 2016 03:14 pm



Víctor Salmerón @vsalmeron

El dólar paralelo ha tomado un fuerte impulso y tesoreros consultados señalan que en el segmento de las grandes empresas se cotiza en torno a 200% por encima del tipo de cambio oficial complementario (una ley prohíbe difundir la cotización).

Entre las razones que explican el impulso del dólar paralelo, figura la inyección de bolívares por parte del gobierno, que se financia a través de billetes que fabrica el Banco Central de Venezuela. Solo entre el 29 de julio y el 28 de octubre, la cantidad de billetes que imprime el BCV, para que posteriormente el gobierno cubra gastos, aumentó 128%.

Una vez estos recursos ingresan a la economía a través del gasto público, una parte se dirige a la compra de los pocos dólares que se ofertan en el mercado paralelo y, por tanto, el precio del billete verde se dispara.

El gobierno complementa los bolívares que recibe de manos del Banco Central con recursos que obtiene a través de la emisión de bonos que las entidades financieras compran con dinero que tenían congelado a manera de reservas, técnicamente conocidas como encaje legal.

“Le estoy solicitado al Banco Central de Venezuela la reducción de cinco puntos porcentuales del encaje legal, para pasar de 21,5% a 16,5%, con el objeto de utilizar estos inmensos recursos casi de 500 mil millones de bolívares para invertir en desarrollo agrícola y agroindustrial del país”, dijo Nicolás Maduro en septiembre.

Para que los bolívares entren a las arcas del gobierno, el Bandes y el Fondo Simón Bolívar le han vendido a la banca bonos por el orden de 310 millardos de bolívares, y en las próximas semanas se espera que emitan nuevos títulos, hasta alcanzar la cifra de 500 millardos anunciada por Nicolás Maduro.

 Mercado opaco

El pasado 9 de septiembre el ministro de Comercio Exterior, Jesús Faría, expresó lleno de entusiasmo: “Si tú veías DolarToday hace cuatro meses y lo ves ahora, prácticamente se ha estancado. Ése es un logro de nuestra política. Hemos derrotado a DolarToday”.

DolarToday es una página web que diariamente difunde el tipo de cambio que la mayoría de las personas que compran y venden dólares, al margen del mercado oficial y en montos pequeños, utilizan como referencia.

Ciertamente, tal y como afirmó el ministro Faría, el “DolarToday” se había estabilizado, e incluso registró una baja importante, pero en las últimas dos semanas inició una escalada importante.

En realidad, DólarToday refleja la destrucción del sistema de precios, ya que se trata de un marcador sumamente opaco y con un sistema de medición poco serio. Hasta el 23 de junio de este año, DolarToday publicitó como su principal marcador al dólar Cúcuta, que básicamente refleja el tipo de cambio que tendría que pagar alguien si va a esta ciudad fronteriza con bolívares, los cambia a pesos colombianos y luego adquiere dólares a través de una transferencia.

Sin embargo, a partir del 24 de junio, el dólar Cúcuta perdió relevancia y la página comenzó a publicitar como principal indicador una cotización del dólar relacionada con la ciudad de Caracas y con Instagram.

“El ‘DolarToday’ corresponde a las operaciones privadas realizadas en Venezuela (Caracas, principalmente) […] Los datos correspondientes a operaciones privadas en la ciudad de Caracas los obtenemos promediando la información que los mismos usuarios publican en la sección de comentarios de Instagram”, dijo DolarToday.

Esta semana, DolarToday cambió nuevamente su metodología, explicando que “los datos correspondientes a operaciones privadas en la ciudad de Caracas los obtenemos utilizando un algoritmo propietario que analiza (y compara) información suministrada a DolarToday sobre el comportamiento del paralelo en mesas de dinero, y promediando la información de oferta que publican usuarios en las distintas redes sociales”.

El mercado paralelo ha ido mutando hasta hacerse cada vez más imperfecto. Desde que se decretó el control de cambio, en febrero de 2003, y hasta 2007, se basó en la compra de acciones de Cantv que se transaban en la Bolsa de Nueva York y, por tanto, constituían un puente para obtener divisas. Luego, cuando la Cantv fue estatizada, migró hacia la “permuta”, un sistema donde empresas y particulares compraban un bono en bolívares, posteriormente lo canjeaban por un bono en dólares y luego vendían el papel en el exterior para obtener dólares. Esta modalidad desapareció tras la intervención de 31 casas de bolsa en 2010.

Tras prohibirse la publicación de cualquier tipo de cambio distinto al oficial, a partir de 2010 surgieron páginas web que difundían cotizaciones como Lechugaverde, Venezuelafx, Motherdolar y DolarToday, que ideó el dólar Cúcuta, el dólar Instagram y, ahora, el “algoritmo propietario”.

Todo igual

El 21 de marzo de 2013, el presidente de la República, Nicolás Maduro, anunció enfáticamente que “el gobierno le va a torcer el brazo al dólar paralelo”. No obstante, en este momento la situación es idéntica a la que existía entonces: un mercado oficial incapaz de satisfacer la demanda y un mercado paralelo ilegal donde el precio se forma de una manera bastante turbia.

La experiencia de Venezuela y del resto de países donde ha habido control de cambio, señala que la pretensión del gobierno de decidir el precio del dólar y la cantidad que puede comprar cada empresa o cada persona, genera un sistema paralelo de transacciones que, invariablemente, busca una referencia distinta a la oficial.

El pasado 15 de febrero Miguel Pérez Abad, quien ya estaba al frente del Ministerio de Industria, tomó las riendas de la vicepresidencia de Economía, posición que ocupó hasta el 2 de agosto, cuando Carlos Faría asumió ambos cargos. El centro de su gestión, que no logró sumar seis meses, fue el sistema cambiario, donde se propuso llevar adelante un ajuste que, tras propiciar una importante devaluación de la moneda y aumentos de precios, quedó incompleto, sin generar los beneficios prometidos.

Comentarios

x

Check Also

¿Para qué la Historia? Por: Laura Antillano

Escribió Enrique Bernardo Núñez a propósito de Juan Francisco de León: “Puede que la figura de León sea en el futuro asunto de un gran poema. (…) Seria de recordar ...