El martillear de la crisis Por: Beltrán Haddad

Domingo, 8 de Enero de 2017 01:19 pm

Noticiasx7

A este pueblo no se le puede fallar porque el martillear de la crisis fue muy fuerte durante el año que acaba de finalizar; pero pudo resistir y, además, en medio de irritantes carencias, se echó la suerte de las diarias movilizaciones que reflejaron en cada marcha y en cada acto público una conciencia popular. A ese pueblo chavista no se le puede fallar ahora porque demostró con su presencia que, sin calle, no existe poder popular.

El nuevo año se inicia y muchos estamos expectantes de lo que, positivamente, debemos tener como venidero, es decir, ese algo que nos importa en lo social y en lo económico, pero que nos tiene en espera tensa por lo vivido durante el año pasado. El país necesita recuperarse. No queremos que la población siga haciendo “colas”, unos por necesidad de conseguir los productos regulados y otros en condición de bachaqueros que acaparan para revenderlos a precios excesivamente superiores. No queremos más desabastecimiento y escasez, ni especulación ni acaparamiento. Sí queremos que el Gobierno derrote a los desestabilizadores de la economía, tal como ha prometido. Ya estamos cansados de ese aumento diario incontrolable de los precios de alimentos y servicios sin que exista una ley, una autoridad o una barrera que pare tanto abuso y el ladronear de los dueños de tiendas, abastos y grandes automercados que día a día merman los ingresos de la familia venezolana. La victimización de esta crisis la sufren, en su mayor parte, los más humildes, los desposeídos, los que poco tienen o no tienen nada. ¡Ya basta! La obligación del Estado es acabar con la especulación y castigar a los conspiradores.

En el momento de escribir esta opinión oigo el discurso del nuevo presidente de la Asamblea Nacional. Me parece que la MUD sigue de andarivel en andarivel sin poder asirse de algo fijo. Es difícil desbrozar un discurso signado por la impropiedad del lenguaje en el tiempo y el lugar en que se pronuncia. Aquello no era otra cosa que odio al adversario político sin la posibilidad de un reposo en la diatriba. Confieso que esperaba un discurso para el diálogo y no para la guerra. Eso significa que la oposición, confabulada con la crisis y factores que la generan, va a insistir en tumbar el gobierno. Sin embargo, ellos no tienen el poder popular, solo el chavismo ha demostrado tener presencia en la conciencia popular. ¡Alerta! Es hora de luchar por la paz.
Abogado

Comentarios

x

Check Also

¿Para qué la Historia? Por: Laura Antillano

Escribió Enrique Bernardo Núñez a propósito de Juan Francisco de León: “Puede que la figura de León sea en el futuro asunto de un gran poema. (…) Seria de recordar ...