El “Brujo violador” abusó de muchas mujeres y una “chamita” para sacar sus “demonios”

Jueves, 12 de Enero de 2017 05:36 pm

ÚN

La risible escena de ver al “hermano Cocó” manosear a sus “pacientes” se replicó tristemente y al margen de la ley en Maracaibo, donde Rixio Urdaneta (42) abusaba de sus víctimas con la excusa de “sacar” los demonios.

Rixio, un mecánico que escondía sus instintos depredadores debajo de su braga azul, se inició en la santería con el propósito de conseguir sexo gratis con distintas mujeres. No era casualidad de que sólo atendiera a mujeres en su altar repleto de imágenes de santería y espelma de vela, instalado de forma improvisada en una habitación de su casa.

Si el problema era que el marido no la quería o una vecina le tenía envidia, la cura siempre era la misma: El sexo.

Pero el “Brujo violador” se pasó de la raya cuando abusó sexualmente de su última víctima, una liceísta, de 15 años, con el consentimiento de su propia madre, que estaba convencida que la adolescente estaba poseída por el “demonio”.

Ese día, la madre de la chama, Moraima Castillo (48), tal vez abrumada por su ignorancia e ingenuidad, se hizo cómplice de una violación al acudir al centro de santería del “brujo violador”, ubicado en la vereda 1 de la  avenida 49 del barrio La Popular, en el municipio San Francisco.

Según un reporte del diario Panorama, la madre alegaba que el comportamiento de la menor era “extraño”. El mecánico con dotes de santero charlatán entrevistó en privado a la muchacha y sus preguntas claves para “sacar el demonio” fueron: “¿Tienes novio?” y “¿Eres virgen?”.

El sádico de la magia negra sólo le dio como una opción para exorcizar a la muchacha, tal como película porno italiana “Il Confesionale”, la expulsión de los demonios a través del sexo.

En ese momento, la madre cometió el acto más repudiable de su vida: ¡Dar permiso para violar a su hija en su propia casa!

Ese aberrado acto se consumó y marcó a la muchacha, que fue amenazada por su propia madre para que no denunciara al “Brujo violador”, pues “si lo denunciáis el demonio te mata”.

“Me decía que me excitara, que lo besara y  que lo viera como un príncipe”, contó la víctima, aún atemorizada, en la sede de la Policía de San Francisco, según el reporte.

Efectivos de inteligencia de Polisur capturaron a Rixio Urdaneta mientras reparaba un carro en La Popular. Al saber del caso, una turba de vecinos de La Popular le cayeron encima al brujo criminal para intentarlo linchar. Hasta lo desnudaron.

“Perro, sucio, morboso, sádico”, le gritaba los presentes, mientras los policías metían en la patrulla.

En medio de la algarabía en el barrio, el “brujo violador” fue llevado a la sede de Polisur. Allí lo esperaba la hermana y su esposa.

“Mi marido no hizo nada, a él le llovían las mujeres que lo buscaban y se lo llevaban para que las sanara. Estoy segura que a él se le metió un demonio”, comentó la esposa, con quien tiene un hijo de dos años.

Para estas dos mujeres todas las víctimas de abuso sexual no importaban, sólo el error de haberse acostado con una menor, de lo contrario seguiría impune. “Rixio sí es bobo, venir a enredarse con una muchachita”, comentó la hermana.

Tanto el violador como la madre están tras las rejas. La muchacha será sometida a los exámenes de rigor para estos casos.

Comentarios

x

Check Also

Hallaron el cadáver de un hombre metido en la nevera de su casa en el 23 de Enero

Un hombre identificado como Carmelo Alfredo Alvarez Santana, 59 años, fue hallado muerto dentro de la nevera de su apartamento en el bloque 16 la cañada, en la parroquia 23 ...