Cinco inocentes hábitos que matan tu productividad

Viernes, 13 de Enero de 2017 09:01 am

Mejor con Salud

Te levantaste en cuanto la alarma sonó, tomaste el desayuno y seguiste toda la rutina como tenías marcado.

Sin embargo, por algún motivo simplemente no lograste completar todo lo que te habías propuesto.

Incluso si eres la persona más organizada puedes estar practicando ciertos hábitos que matan tu productividad y ni te enteras.

Aquí te enumeramos unos cuantos. Seguro que identificas al menos uno o dos como parte de tu vida diaria.

1. Tratar de tomar atajos

No podemos negar que nuestra mente es fantástica. Cuando nos concentramos en algo podemos lograr cosas increíbles. No obstante, también puede jugar en nuestra contra.

Uno de los hábitos que matan tu productividad es tratar de tomar atajos incorrectos.

Es cierto que la gente perezosa tiende a tener éxito porque encuentran la forma de hacer todo lo que necesitan sin gastar mucho tiempo o recursos.

Sin embargo, algo que les da ventaja es que ellos trabajan una sola vez prestando mucha atención a lo que hacen. Esto les ayuda a que los atajos que toman sean realmente eficientes y útiles.

¿Eres de los que siempre está inventando una forma de hacer las cosas con menos esfuerzo y luego trabajas el doble? Probablemente estás haciendo las cosas sin control ni el suficiente cuidado.

De ahora en adelante, procura no llevar prisa ni hacer las cosas con la idea de terminar rápido.

Sin importar si se trata de la pareja, las tareas del hogar o actividades relacionadas con el estudio, siempre es posible acelerar las cosas con algunos trucos.

La clave es hacerlo de la forma correcta. Evalúa y entiende bien la situación, luego encuentra la forma de hackear esa actividad.

2. Comer, tomar algo o ir al baño cada 10 minutosdistraerse en el trabajo

Podrías pensar que este hábito solo se ve en los niños cuando no quieren hacer la tarea, pero los adultos lo hacen de igual manera.

No estamos diciendo que tomar una merienda o beber agua sea un mal hábito, pero si lo haces cada pocos minutos es probable que recurras a ello para huir de la tarea que tengas pendiente.

Conócete y reconoce cuándo estás usando estas acciones como simple distractor.

Estos hábitos que matan tu productividad pueden convertirse en excelentes aliados. Para esto necesitas aprender a reconocer cuándo aparecen.

En ese momento, deja que tu cuerpo descanse un poco dando un paseo o escuchando música.

Cuando estés más relajado, continúa con tus labores y recuerda siempre incluir algunos descansos. Si pasas muchas horas sentado, dedica 10 minutos cada hora para descansar o hacer estiramientos.

Esto mantendrá más fresca a tu mente y facilitará tu trabajo.

3. La necesidad de hablar

Amigos-tumbados-en-circulo-sobre-cesped

El tercero de los hábitos que matan tu productividad pareciera común solo en los niños, pero los adultos también lo llevamos a la práctica.

Sabemos que cuando estás haciendo algo que te emociona quieres contárselo a alguien. Lo mismo pasa cuando te aburre lo que tienes entre manos y piensas que iniciando una pequeña charla te animarás para continuar.

Por desgracia, este hábito solo provoca que tardes más en terminar lo que debes. Piensa que ese tiempo que dedicas a platicar deberá ser repuesto más tarde.

Recuerda que es lícito tener una pequeña conversación con tus amigos, pero es mejor dejarla para cuando has terminado todos tus pendientes.

Esto es aplicable tanto para los compañeros de la oficina como para los amigos con los que te comunicas a través de las redes sociales.

4. Meditar de mentira

Muchas veces nos encontramos mirando por la venta al infinito o a la pared ypensamos “solo estoy meditando” y te pasas horas así.

No obstante, debes preguntarte si de verdad lo estás haciendo o solo estás perdiendo tu tiempo.

Cuando descubras que estás siendo víctima del cuarto de los hábitos que matan tu productividad, retoma la actividad que deberías estar haciendo.

Si crees que necesitas meditar para ayudar a que tu mente esté más relajada, destina algunos minutos antes de dormir o al despertar cada mañana.

Es importante que durante el día procures concentrarte solo en aquellas actividades que requieren tu atención plena.

5. Revisar tus redes sociales cada pocos minutosredes sociales

Sí, sabemos que cada segundo hay una publicación nueva, pero no te vas a perder nada de vida o muerte.

Lo ideal es que te desconectes por completo de las redes sociales mientras realizas tus tareas importantes.

Antes hemos mencionado la opción de descansar 10 minutos cada hora. Ese tiempo lo puedes aprovechar para hacer algunos estiramientos mientras revisas tus redes sociales.

Si no te sientes muy motivado o te cuesta concentrarte en lo importante, ve ese descanso como un premio.

De esta forma, cada vez que concluyas una actividad puedes dedicarte unos minutos de relax. Verás que con este cambio de visión te resulta más sencillo avanzar.

Comienza a eliminar los hábitos que matan tu productividad cuanto antes

Seguro que ahora ya tienes identificados algunos hábitos que matan tu productividad y que veías como simples detalles sin importancia.

La realidad es que cada una de estas inocentes actividades te hacen perder valiosas horas que podrías destinar a nuevos proyectos o a tu familia y amigos.

Comentarios

x

Check Also

El consumo constante de chocolate ayuda a perder peso

El chocolate es, indiscutible, la golosina más famosa del mundo, y con toda la razón: es delicioso, se puede combinar con un sinfín de alimentos, muy dulce, o muy amargo, ...