Foto: Referencial - Archivo

En Altagracia de Orituco estudiantes y profesores decidieron organizarse por la Unerg

Miércoles, 18 de Enero de 2017 02:45 pm

ÚN

En Altagracia de Orituco, estado Guárico, un grupo de estudiantes y profesores de medicina de la Universidad Rómulo Gallegos (Unerg) quieren que funcione allí un núcleo de la Facultad de Medicina. Empezaron ya a trabajar en eso.

En primer lugar están rescatando unas instalaciones  dentro del Hospital José Francisco Torrealba para recibir clases y para dormir.  Es un espacio de unos  600 metros cuadrados donde antes  funcionaban las residencias de médicos, pero el tiempo y la desidia terminaron por convertir esos espacios en tierra de nadie,  de los sin techo y para baño de borrachos.  Hasta ahora los estudiantes reciben clases en el Hospital y en “cualquier parte”, dice el médico internista e intensivista Lizardo Chacín. “En mi casa reciben clases pero esa no es la idea porque las clases las deben recibir en el hospital”, acotó.

Son sesenta los estudiantes de la Facultad de Medicina de la  Unerg que estudian en el Hospital José Francisco Torrealba de ese pueblo llanero. “En el hospital no hay lugar para dar clases.

Los estudiantes no tienen donde dormir, porque apenas hay un cuarto donde duermen los residentes que están de guardia,  y los estudiantes que están de guardia, haciendo sus prácticas, tienen que dormir para’os como los caballos, caminando toda la noche. Ustedes dirán que los que están de guardia no duermen, pero hay turnos.

Esta casa sería para eso y para impartir clases. Pueden fabricarse unas diez aulas de clases y de esa manera abrir una nueva perspectiva de la enseñanza de la medicina en Altagracia de Orituco.

Los estudiantes son de 4to, 5to y 6to año. Hacen tres años en la Unerg en San Juan de los Morros y en el 4to año los envían para Altagracia. Reciben clases teóricas y prácticas y hacen guardias. Los de 5to y 6to, hacen guardias más prolongadas, no tienen donde descansar y no tiene una biblioteca donde nutrirse de conocimientos.”

Ante esta situación estudiantes y profesores decidieron organizarse. La solución estaba allí, a la vista. No esperaron  que alguien los organizara, ellos se organizaron: decidieron tomar el espacio, con la autorización del hospital, limpiaron, sacaron escombros, se reunieron con comerciantes que aseguraron les ayudarían.  Pero eso no basta. Hay una inversión fuerte que es el techo.

Las autoridades de Salud del Estado les pidieron trabajo voluntario. Lo hicieron.  “Tenemos que hacer algunas rejas porque lo que ya hicimos lo  ensucian. Esta área hay que alumbrarla, recuperarla para darle una nueva cara al Hospital. Está sola y al abrir esta pequeña escuela de medicina esta área estaría ocupada. En definitiva es un proyecto hermoso, bello y a la vez con poca inversión porque nosotros estamos dispuestos a recuperar esta casa pase lo que pase. Los estudiantes se comprometieron. Ya tenemos varios grupos de trabajo que en cuanto nos den la casa en comodato vamos a buscar pintura, albañiles que trabajen voluntariamente. Lo principal es conseguir financiamiento para el techo, hay que conseguir dinero para el techo. En lo que tengamos el techo, pintamos, cerramos y nos metemos a recibir clases, tan sencillo como eso.

A veces no es tan sencillo

El planteamiento general es fundar otro núcleo de la escuela de Medicina de la Unerg en Altagracia de Orituco. “Que comiencen a estudiar desde el primer año porque aquí tenemos los recursos. Sería así como el Hospital Vargas de la Universidad Central de Venezuela, que tiene dos escuelas de medicina. Esta sería una extensión de la escuela de medicina de la  Unerg así como es la Vargas en la UCV y como es la que está en Valle de La Pascua que es desde primer año.  Ese es el planteamiento para un mediano plazo. Aprovechar esta instalación también para eso. Podríamos atender a unos 150 estudiantes en estos espacios”.

Dice Chacín que en el hospital hay suficiente capital humano para formar la escuela de medicina. “Son más de 20 profesores y contamos con los servicios médicos básicos para fundar una escuela  de medicina: Medicina interna, cirugía obstetricia, pediatría y aquí también hay traumatología.  Cuando se formó la escuela de Medicina del Hospital Vargas, una de las mejores de Latinoamérica, fue así. Y dependía del  Vargas que era un hospital pequeño. Lo importante es la voluntad y el interés que tengamos los profesores de dar clases y hacer esto una especie de peña científica de conocimientos. Tenemos pensado también hacer una extensión de la escuela de fisioterapia y rehabilitación de la Unerg que recibamos unos 50 alumnos para esa carrera, que es una carrera técnica de tres años. Yo vengo pensando esto desde hace cuatro años que estoy dando clases”.

Ya este año, anuncia el doctor Chacín, comienza una Residencia Asistencial Programada, que no llega a ser un post grado, pero casi,  y en el futuro van a hacer residencias de medicina interna y cirugía, graduando a dos o tres especialistas de esas áreas”.

Lea también:

Comentarios

x

Check Also

Lluvias en Sucre afectaron a 70 familias y 63 viviendas

El director nacional de Protección Civil, Jorge Galindo, informó que las lluvias acaecidas en Cumanacoa, estado Sucre, durante la noche de este miércoles, dejaron como resultado a 70 familias y 63 viviendas afectadas. ...