Foto: Archivo

Dime por qué me abandonaste Por: Earle Herrera

Domingo, 22 de Enero de 2017 10:34 am

Noticiasx7

El “abandono del cargo” da para todo, incluso, puede ser parcial, aunque te lo cobren completo. Ramos Allup lo explicó clarito en la Asamblea Nacional. Tú puedes ejercer ciertas funciones -discurrió jurisdidáctico-, pero si dejas de ejercer otras, hay abandono. Las facultades de Derecho del planeta se retorcieron de admiración. ¿Cómo te digo? Un juez puede determinar, así al pelo, a ojo de buen cubero, que el indiciado está incurso en un 34% o 40,5 % de abandono.

Si esta crónica yo la relleno con citas -20%, por ejemplo-, obviamente he abandonado mi oficio de cronista según la jurisprudencia allupciana y alucinada que conmovió a la AN. Voy a hacerlo para mayor ilustración pedagógica. La declaración de “abandono del cargo” fue recibida así por la derecha ilustrada de la que se jacta la MUD. La doctora Cecilia Sosa, ex presidenta de la Corte Suprema, les doró la píldora con esta sentencia digna de Licurgo: “Es una acción más política que de efecto jurídico”. “No nos hagas eso, Cecilia”, rezongaron los jurisconsultos de la MUD.

El diario colombiano El Tiempo, furibundo antichavista, editorializó: “La oposición entró en el terreno del desespero, o al menos está en un plan de imitación al chavismo: torcerle el pescuezo a la Constitución”. ¿El pescuezo nada más? El gobernador opositor Henri Falcón dijo que esa declaración “no tiene ni pie ni cabeza”. La ONG antichavista, Provea, criticó que “es una interpretación forzada de la Constitución”. El ancla de Globovisión (canal sediciosamente antichavista y antimadurista a tiempo completo) Vladimir Villegas sentenció: “Carece de asidero jurídico”. Su hermano, Mario, dijo que afirmar que habrá elecciones en 30 días “es una oferta absoluta y totalmente engañosa”.

Retomo mi abandonado cargo de cronista. Cuando Maelo le rogó a su negra “dime por qué me abandonaste”, la morenaza no estaba en la cama ni en el sofá, se había pirado completica en la noche oscura. Si la revelación jurídica que será conocida en los anales del derecho como “doctrina Allup-Borges” hubiera sido conocida por el gran Ismael Rivera, a lo mejor solo habría quedado medio abandonado, semisolo, pero disfrutando un porcentaje, digamos, un 15% o 20% del cuerpazo de su díscola mujer.

Profesor de la UCV

Comentarios

x

Check Also

¿Para qué la Historia? Por: Laura Antillano

Escribió Enrique Bernardo Núñez a propósito de Juan Francisco de León: “Puede que la figura de León sea en el futuro asunto de un gran poema. (…) Seria de recordar ...