Socorro Hernández en Venevisión

La señora López Maya y la ética Por: Socorro Hernández

Domingo, 29 de Enero de 2017 02:58 pm

ÚN

El lunes pasado, cuando se cumplieron 59 años de las luchas democráticas que terminaron con la dictadura de Pérez Jiménez y cuando el Ejecutivo Nacional rindió honor a un actor principalísimo de esa gesta, leímos un artículo que muestra las contradicciones de actores que se pretenden reivindicadores de aquellas. En su escrito, la señora López Maya compara aquel momento político con el actual, para concluir que existía un Consejo Supremo Electoral (CSE) “responsable y ético”, a diferencia del existente Consejo Nacional Electoral (CNE).

Su desapego a la objetividad deja en evidencia la manipulación partidista. Dice que en 1952 se celebraron elecciones porque el régimen “necesitaba cambiar” la Constitución ¿Era ético formar parte de un CSE nacido de un golpe de Estado y complacerlo? Habla de perseguidos políticos, de partidos sin garantías, de exiliados y presos, del campo de concentración de Guasina ¿Era ético formar parte de un CSE con un país en tales condiciones? Asegura que la dictadura presionó para que se alteraran los resultados, que ya habían dejado de publicarse ¿Era ético trabajar en el CSE con una tiranía que lo imponía todo?

Es obvio que hoy día existe una gran diferencia. En Venezuela, los resultados electorales se publican inmediatamente al contar con tendencias irreversibles. Estos no son manipulables y no es posible, técnicamente, alterar cifras. Así lo certifican todos los actores políticos en las auditorías, lo que garantiza certeza y confiabilidad a sus militantes y a la ciudadanía en general. Además, no hay posibilidad de presiones: Los resultados son los que son y expresan los votos emitidos.

En cambio, cuando la MUD -a la cual defiende la señora López Maya- realizó sus primarias, despojó a los candidatos de su derecho de impugnar porque quemó los cuadernos electorales. Ella habla de ética pero, contradictoriamente, no esconde su manipulación de la historia. Se erige como juez pero es parte. Ella forma parte del discurso que busca destruir las instituciones.

El CNE tiene muy clara su responsabilidad con el país para que la expresión de la voluntad del pueblo y la democracia –hoy más viva que nunca– estén garantizadas.

Rectora del CNE

Comentarios

x

Check Also

¿Para qué la Historia? Por: Laura Antillano

Escribió Enrique Bernardo Núñez a propósito de Juan Francisco de León: “Puede que la figura de León sea en el futuro asunto de un gran poema. (…) Seria de recordar ...