Juicios contundentes Por: Pompeyo Márquez

Viernes, 17 de Febrero de 2017 03:05 pm

Noticiasx7

Hemos seguido últimamente con mucha atención las palabras del papa Francisco y de su secretario de Estado, Pietro Parolin, sobre Venezuela. Con Parolin tuvimos la oportunidad de conversar cuando era nuncio apostólico acá. En cuanto a la Iglesia católica venezolana, hemos visto su firmeza al caracterizar este régimen como una dictadura a través de sus voceros, como los cardenales Urosa y Porras, el padre Luis Ugalde; el padre José Virtuoso, rector de la Ucab; y monseñor Roberto Lückert, emérito de Coro. Es indudable que esta posición de la Iglesia, que la ratifica monseñor Diego Padrón, presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana, tiene un peso específico en un país mayoritariamente católico.

En este comentario queremos destacar las últimas declaraciones del cardenal Urosa y de monseñor Pérez Morales a S. Nederr, de El Nacional. Dijo el primado de Caracas: “He expresado mi opinión de que esto es una dictadura. El bloqueo de la Asamblea Nacional, de mayoritaria opositora desde las elecciones legislativas del 6-D, es una muestra de ello. (…) Y ahora el intento de cancelar las elecciones regionales”.

A su vez, Ovidio Pérez denunció que el CNE tiene un pecado original porque su composición no obedece a los principios de igualdad y equilibrio establecidos en la Constitución: “El ente comicial funciona como una agencia del Ejecutivo por lo cual aplica y pone trabas a la expresión libre del ciudadano y agregó que en Venezuela se vive un totalitarismo que va más allá de una dictadura. La dictadura busca el control político, el gobierno busca eliminar la disidencia que amenace el control político y busca ejercer el control político, económico, cultural, comunicacional y en todos los ámbitos”.

Soy un libre pensador respetuoso de todas las religiones. En la situación crítica que vive Venezuela nos permitimos sugerir -como una contribución al debate- que la Iglesia se convierta en el centro de un cambio político (no sé si eso le estará permitido). Insistimos en la idea del cambio político, de la firma de un acuerdo nacional que involucre a todos los actores disidentes, inclusive sectores frustrados del chavismo, a la familia militar que sufre las consecuencias de este desastre al que Maduro y Cabello han llevado el país. En todo caso, en nuestra opinión, ese cambio político necesita tanto a la Iglesia como a los militares institucionalistas.
@FundaPompeyo

Comentarios

x

Check Also

¿Para qué la Historia? Por: Laura Antillano

Escribió Enrique Bernardo Núñez a propósito de Juan Francisco de León: “Puede que la figura de León sea en el futuro asunto de un gran poema. (…) Seria de recordar ...