Foto: Archivo

¡Coge dato! Dile adiós al mal olor en tus pies

Domingo, 26 de Febrero de 2017 11:06 am

MSN

Llega el verano, suben las temperaturas, los zapatos cerrados se convierten en una tortura para nuestros pies y las sandalias y las chanclas en las grandes aliadas para pasar el calor de la manera más fresca posible. Pero también son motivo de inseguridades para quienes no saben qué hacer para eliminar olor de pies.

Se trata de un estigma para quienes lo sufren que en ocasiones ven como todos sus intentos para evitarlo no tienen ningún éxito. A pesar de la cantidad de productos que hay hoy en el mercado para evitar el mal olor de pies, incluso los remedios caseros que ya han probado no siempre surten efecto y las preguntas se van hacia por qué se produce ese olor de pies para así tratar de evitarlo de primera mano.

En Bekia nos hemos propuesto indagar en los motivos que explican el mal olor de pies para de este modo tratar de atajarlo de raíz y así poder disfrutar con toda la naturalidad posible del verano sin pararse a pensar qué hacer para eliminar olor de pies cuando aparezca.

El origen está en una bacteria

El origen del mal olor de pies se encuentra en una bacteria, de las muchas que hay en el cuerpo. Lo que ocurre es que los pies tienen muchísimas glándulas sudoríparas, que al entrar en contacto con esa bacteria derivan en el mal olor de pies. Pero se trata de algo básicamente aleatorio -aunque también puede ser genético- puesto que todos tenemos esa bacteria y glándulas sudorí paras y a no todos les huelen los pies igual, ni con la misma intensidad.

Además, hay que tener en cuenta que la combinación transpiración + bacteria se da en otras partes del cuerpo y en el caso de las manos, por ejemplo, en unas cantidades similares. Sin embargo no se produce ese mal olor. En parte puede ser debido a que las manos están al aire, no encerradas en un calzado, como los pies, y a que lo largo del día son numerosas las veces que nos las lavamos.

El uso del calzado

El calzado es precisamente otra de las razones que explican el mal olor de pies puesto que cuando se produce la transpiración es cuando lo llevamos puesto y es al descalzarnos cuando identificamos el olor. Sin embargo éste permanece en los zapatos, a los que se ha trasladado la transpiración. Ya no son solo los pies los que huelen, sino también los zapatos y al volver a usarlos se pasará parte de ese olor a los pies aunque en ese momento no huelan. Esto ocurre especialmente con el calzado de verano, que llevamos en contacto directo con la piel.

En estos casos para evitarlo es fundamental una correcta limpieza y ventilación del calzado, para evitar que el olor permanezca ahí. También es importante utilizar calcetines y medias, que eviten que la transpiración pase a los zapatos y una correcta higiene de los pies para no sólo tratar de eliminar olor de pies, sino para tener la sensación de limpieza y frescor.

Los cambios hormonales

Aunque el mal olor de pies es algo que puede perseguirnos durante toda nuestra vida hay determinados momentos en que puede tener una mayor incidencia. Ya hemos hablado en anteriores ocasiones de cómo los cambios hormonales influyen en numerosos aspectos de nuestro cuerpo y el olor de pies es uno de ellos.

Por ello es habitual que durante la adolescencia y también en el embarazo se detecte un aumento del olor de pies, derivado de una mayor sudoración a causa de la revolución hormonal que se está dando en nuestro cuerpo. El mal olor de pies puede ser algo temporal aunque también puede ser que a partir de estos momentos se intensifique.

Olor derivado de enfermedades

Otros motivos por los que una persona puede tener mal olor de pies es por una sudoración excesiva, conocida como hiperhidrosis. Esto puede darse por una enfermedad, una reacción al consumo de determinados medicamentos y suele afectar tanto a los pies como a las manos.

Por otro lado están determinadas enfermedades, como el pie de atleta, e infecciones u hongos que pueden ocasionar mal olor de pies. En estos casos el olor se irá tan rápido como desaparezca la dolencia que lo ha causado. El estrés también puede provocar un incremento del olor de pies en determinados momentos.

Remedios caseros

En el mercado existen multitud de cremas y sprays que tratan de eliminar olor de pies, incluso se puede recurrir al botox, pero también hay multitud de remedios caseros que pueden ayudar a mantenerlo a raya. Además de una correcta higiene se pueden añadir determinadas sustancias al agua para evitar el olor. Es el caso de té negro, vinagre de manzana, bicarbonato, sal gorda o trocitos de jenjibre.

El olor de pies es mucho más frecuente de lo que podemos imaginar aunque es cierto que no es nada agradable. Aún así hay que evitar que suponga un estigma o nos impida disfrutar de la vida con total normalidad por vergüenza o miedo al que dirán cuando nos huelan los pies.

Comentarios

x

Check Also

¿Existen las papas fritas saludables?

Las papas fritas van con todo. No importa la comida, siempre es una buena idea comerlas. El único problema en todo el aceite que tienen y en el colesterol que ...