Justicia constitucional Por: Beltrán Haddad

Domingo, 2 de Abril de 2017 11:04 am

Noticiasx7

La decisión de la Sala Constitucional del TSJ es la expresión de lo que es el constitucionalismo en los nuevos tiempos. Algunos se preguntan: ¿Y qué legitimidad tienen los jueces o magistrados para invadir decisiones de un legislador? Por ahí alguien se rasgó las vestiduras y calificó el fallo de “dictadura judicial”. Por supuesto, apartó a un lado el golpe de abril de 2011, la juramentación de Carmona y aquel discurso que suspendió de sus cargos a diputados y diputadas de la Asamblea Nacional y a magistrados y magistradas del Tribunal Supremo de Justicia, al Fiscal General, al Contralor y al Defensor que ya estaba preso.

Hoy los tiempos son otros, aunque los actores de la acera de enfrente sean los mismos. La teoría constitucional dejó a muchos atrás y asoma, sin lugar a hesitaciones, la primacía de la Constitución y un mecanismo de control jurisdiccional de la constitucionalidad de los actos de cualquier poder o de las leyes. Es lo que se conoce como “garantía jurisdiccional de la Constitución”.

Este último ingrediente es el que los hace pensar en dictadura judicial para no advertir que hay derechos básicos que se hacen indisponibles para los legisladores en un Estado constitucional de Derecho, distinto al Estado legislativo.

Ahí está la explicación de la justicia constitucional frente a una actuación antinacional que nos causa indignación. Eso explica que ante una Asamblea Nacional en desacato y, por consecuencia, en situación de omisión legislativa, la Sala Constitucional declara de mero Derecho la nulidad de un acto írrito llamado “Acuerdo sobre la Reactivación del Proceso de Aplicación de la Carta Interamericana de la OEA, como mecanismo de resolución pacífica de conflictos para restituir el orden constitucional en Venezuela”.

¿Quién se va a creer esa farsa de la aplicación de la Carta de la OEA para resolver la pugna política entre oposición y Gobierno? Los únicos que han perpetrado rupturas del orden constitucional son sectores opositores con sus conspiraciones, de acuerdo con otro país, contra nuestras instituciones; son los mismos del golpe de abril de 2011, del paro petrolero, de las guarimbas y sus muertos, de la guerra de acaparamiento y especulación de alimentos para caotizar el país y llevarlo, junto a la perversa inflación, al “golpe suave”. Ahora piden intervención. ¿Son o no son traidores a la patria? Consulten, por favor, al doctor Código Penal.

Abogado

Comentarios

x

Check Also

¿Para qué la Historia? Por: Laura Antillano

Escribió Enrique Bernardo Núñez a propósito de Juan Francisco de León: “Puede que la figura de León sea en el futuro asunto de un gran poema. (…) Seria de recordar ...