Foto: Archivo

19 de abril inajenable Por: Earle Herrera

Sábado, 22 de Abril de 2017 10:21 am

ÚN

Absurdo, grotesco que el 19 de abril, día cardinal de nuestro proceso independentista, una marcha opositora fuese convocada por las potencias colonialistas del mundo. Pareciera el punto de llegada del camino que la derecha emprendió desde aquel 6 de diciembre de 1998, cuando el joven comandante Hugo Chávez Frías ganó la Presidencia. Sin embargo, Luis Britto García opina que cuando uno cree que la oposición alcanzó su mayor nivel de entreguismo, apenas está comenzando.

El imperio y sus satélites se la juraron a la revolución bolivariana desde el mismo proceso constituyente. Apoyaron golpes, subvencionaron paros y sabotajes, financiaron guarimbas, protegieron terroristas y pagaron elecciones, pero no habían llegado al punto de convocarle los actos a una oposición que, con ello, patentiza más su inutilidad. Algunos países y organismos multilaterales convocaron espontáneamente, pero a otros la MUD les solicitó su apoyo sin la menor vergüenza patria, llevando su baboseo a dimensiones abisales.

Ciertas potencias llamaron a la marcha directamente; otras lo matizaron con exhortos hipócritas a respetar los derechos humanos, materia que poco les importa. El comisionado de las Naciones Unidas se cubrió con esta falsa bandera. Lo mismo hizo un vocero de la Unión Europea. El secretario de la OEA, el repulsivo Almagro, no se anduvo con esos remilgos. El Departamento de Estado de EEUU, menos.

El presidente de la Asamblea Nacional, Borges, se congratuló por el apoyo a la marcha que le ofrecieron 11 países, como quien se jacta de algo edificante, cuando es todo lo contrario. El diputado Florido rogó al ministro de Defensa de Brasil que se ejerza sobre Venezuela “presión internacional”. Álvaro Uribe envió una carta al Congreso de Estados Unidos planteando que “Venezuela necesita remover a Maduro y su régimen”. Todos abonaban a “la madre de todas las manifestaciones” del 19-A.

Pensábamos que una marcha en un pequeño país, convocada por la ONU, la OEA, EEUU, la UE, la Otan y la MUD (¿Qué hace la MUD ahí?), desbordaría no a Caracas, sino a toda Venezuela. Pero resultó -¡oh, Esopo!- el parto de los montes. Y la montaña parió un ratón. La derecha entreguista no pudo endosar ni enajenar nuestro patriótico 19 de abril.

Profesor UCV

Comentarios

x

Check Also

¿Para qué la Historia? Por: Laura Antillano

Escribió Enrique Bernardo Núñez a propósito de Juan Francisco de León: “Puede que la figura de León sea en el futuro asunto de un gran poema. (…) Seria de recordar ...