Marco Coello: No me pueden devolver a Venezuela

Jueves, 27 de Abril de 2017 11:20 am

LP

La abogada de Marco Coello, Elizabeth Blandon, explicó en detalle para Univisión lo sucedido con su cliente y las razones que le dieron los funcionarios de inmigración para detenerlo este miércoles, pese a tener una solicitud vigente de asilo en el país norteamericano.

De acuerdo con Blandon, la intención del gobierno norteamericano nunca fue sostener una entrevista en la oficina de inmigración en Miami para evaluar su caso, sino detenerlo y trasladarlo al centro de detención Krome.

“Estaba una funcionaria supervisora y dos hombres altos de ICE dispuestos a arrestar a Marco. No nos quisieron escuchar, no era una entrevista, nos llamaron para que fuéramos y allí detenerlo”, relató la abogada para el referido medio de comunicación.

Blandon añadió que Marco estaba en compañía de su primo, Ricardo Rivas, quien hacía las funciones de traductor y que cuando Coello comprendió que lo iban a arrestar estuvo a punto de entrar en una crisis de pánico.

“No me pueden devolver a Venezuela (…) Ustedes no tienen idea de lo que han hecho”, dijo angustiado.

El joven se sentó y lloró desconsolado, relató su abogada y entonces le dijo: “Esto no es igual, aquí no es igual, esto es diferente… y no me fui hasta verlo más tranquilo. Cuando me venía sola me dijo: ‘dile a mi papá que todo está bien’”.

El caso de Marco Coello

Coello fue detenido el pasado 12 de febrero de 2014 en la ciudad de Caracas, durante una protesta de la oposición contra el gobierno de Nicolás Maduro. Durante su tiempo en prisión, el joven denunció haber sido torturado brutalmente y su caso fue observado por Human Rights Watch, la ONU y Amnistía Internacional.

En julio de 2014 le otorgaron una medida judicial que le permitió seguir su juicio en libertad, gracias a un informe forense que demostró que padecía de daños post-traumáticos. Sin embargo, el día del juicio huyó a los Estados Unidos para pedir asilo político.

¿Por qué lo detuvieron?

Los representantes de Coello recibieron una llamada telefónica de la Oficina de Inmigración en Miami el miércoles en respuesta a la solicitud de los abogados de acelerar la primera cita. Sin embargo, al momento de su detención los oficiales de inmigración explicaron que el joven había excedido su tiempo de permanencia por la visa de turista.

“Se supone que si está tramitando su asilo y tiene un permiso de trabajo (que se otorga luego de 150 días de iniciar la petición) no debe importar lo que ocurre con su visa de turista. Prevalece el proceso de asilo”, explicó Blandon.

Para aclarar el asunto, la la oficina de ICE Miami emitió un comunicado precisando que “Marco Coello tiene dos condenas criminales de delitos menores y no abandonó el país como pedía su visa. Como resultado, violó los términos de su estatus de no inmigrante en Estados Unidos. Como ha dicho el secretario (John) Kelly, ICE ya no eximirá a clases o categorías de extranjeros expulsables de una potencial deportación. Quienes estén violando las leyes de inmigración serán sujetos al arresto, la detención y si se encuentra que pueden ser removidos por una orden final de deportación de Estados Unidos”.

La defensa de Coello dice desconocer de qué cargos se trata y declaró que no fueron notificados.

El senador por Florida Marco Rubio también se pronunció sobre el caso a través de su cuenta en Twitter y espera que sólo sea un malentendido, porque de lo contrario “¿cómo puede la administración (de Trump) condenar a Maduro por encarcelar a sus oponentes si encarcelamos a sus oponentes también?”.

Lea también:

Comentarios

x

Check Also

“Sin unión perdemos todos”, el mensaje de Capriles a los venezolanos

El gobernador del estado Miranda, Henrique Capriles, señaló este domingo que “la clara intención del régimen es dividirnos, porque saben que tenemos la fuerza popular y la capacidad para sacar ...