Foto: Archivo

Denuncian que Odebrecht aportó dinero a la campaña de Macri

Lunes, 1 de Mayo de 2017 10:12 am

La Nación

No solo pagó coimas en la Argentina. Odebrecht también aportó dinero a la campaña presidencial de Mauricio Macri, según consta en documentos oficiales que cotejó La Nación. La donación del gigante brasileño se efectivizó mediante una de sus controladas, Braskem SA, que desembolsó $500.000 para respaldar la candidatura del líder de Pro a comienzos de 2015.

Dos ejecutivos de Odebrecht y un lobbista de la empresa afirmaron, de manera extraoficial, que también aportaron a las campañas “de los principales candidatos en 2015”. Mencionaron a Daniel Scioli, Sergio Massa y Margarita Stolbizer, ante la consulta de La Nación. Pero estos supuestos aportes fueron desmentidos de manera tajante por los tres candidatos y no aparecen en los informes que presentaron ante la Justicia electoral.

La campaña del entonces candidato Macri recibió $500.000 de Braskem Argentina SA, empresa controlada por Odebrecht que también admitió prácticas ilegales y sobornos ante la Justicia de Estados Unidos. El aporte figura en el balance de Pro de 2015 porque la empresa pagó los cubiertos de toda una mesa en la cena de recaudación de fondos que organizó Cambiemos en marzo de ese año, admitieron desde Odebrecht y desde el partido a La Nación.

“La donación es totalmente legal. Es una más entre los 2000 empresarios que vinieron a la cena. No existe ningún tipo de incompatibilidad ni nada espurio detrás del aporte. Tampoco había ningún vínculo contractual entre la empresa y la ciudad de Buenos Aires [administrada en ese momento por Macri]”, sostuvo José Torello, apoderado de Pro, en diálogo con La Nación.

“Nos señalan porque hacemos las cosas transparentes. Recibimos ese aporte y lo mostramos porque no hay ningún conflicto. ¿Por qué nuestro rivales no blanquearon las aportes de empresarios para sus campañas?”, desafío el asesor del presidente.

Braskem es la compañía del holding Odebrecht para el mercado petroquímico y tiene una filial en Argentina. El gigante brasileño utilizó la estrategia de hacer figurar el nombre de esta firma controlada de bajo conocimiento público para evitar exponerse públicamente, confiaron a La Nación fuentes especializadas en financiamiento electoral. Los brasileños, incluso, no enviaron a sus principales ejecutivos asistan a la cena, sino sólo “segundas líneas”, admitieron desde la compañía.

“Braskem es una empresa controlada por el holding, pero no es la constructora”, precisaron desde Odebrecht a La Nación. “A la cena fueron ejecutivos de rango medio y empleados, pero ningún representante legal, ni directivo de las compañía”.

La principal obra de Odebrecht en el país es el soterramiento del Sarmiento, un contrato de U$S 3.000 millones con financiación estatal. Ganó la obra en 2006 un grupo de empresas lideradas por Odebrecht, más Iecsa, que era del primo del Presidente, Ángelo Calcaterra.

Versiones y desmentidas

Tres fuentes y un operador de Odebrecht plantearon a La Nación en distintas reuniones, por separado, que la compañía replicó en la Argentina lo que en Brasil se conoce como “caja dos”. Es decir, la contabilidad en negro desde donde salían los fondos para pagar sobornos o financiar campañas electorales que ahora es parte del Lava Jato en Brasil.

“Le pusimos [dinero] a todos. A Macri, Scioli, Massa y Stolbizer”, planteó un operador que, por el contrario, despegó a la diputada Elisa Carrió de los pagos. “Vinimos a Buenos Aires como Papá Noel, con dinero para todos”, graficó. Sin embargo, ni Odebrecht, sus subsidiarias, sus ejecutivos o sus empleados aparecen en la nómina de aportantes del resto de los principales partidos que participaron de las últimas elecciones presidenciales.

Consultados de manera formal por esta versión, en Odebrecht respondieron que no pueden “ni afirmar ni desmentir la información” sobre los aportes a las campañas de 2015. “Si hubiéramos aportado a esas campañas sin que quede registrado sería delicitivo. Y no podemos confirmar nada ni desmentir nada porque estamos sujetos al acuerdo de confidencialidad firmado con la Justicia brasileña”, explicaron.

En el sciolismo rechazaron, de manera tajante, haber recibido aportes de la empresa brasileña: “No existió dinero de Odebrecht. Los empresarios que aportaron a la campaña de Scioli no vinieron del rubro de la construcción, sino de otras áreas como la de los electrodomésticos. No había vínculo, y cualquier relación con esa compañía no era a nivel provincial, sino nacional”.

Desde el Frente Renovador también fueron enfáticos: “Nuestro partido y nuestro candidato no recibió ningún tipo de aporte de parte de Odebrecht ni de ninguna de sus empresas”, sostuvieron.

Stolbizer consideró que la versión es una “trampa”. “Tengo mucha tranquilidad porque no recibí ningún pago y no me extraña que me quieran ensuciar. Nuestros gastos fueron tan austeros como visibles. Quieren complicar a todos para mejorar su situación. Yo misma voy a pedir que se investigue todo” , dijo.

Las dudas podrían disiparse si la Justicia argentina accede a la información provista por los ejecutivos “arrepentidos” de la empresa, a partir de junio, cuando termine el pacto de confidencialidad en Brasil.

Aportes en negro

Los principales partidos gastaron durante las últimas elecciones presidenciales más de $1.000 millones, según reconstruyó La Nación. Los informes de los partidos políticos, sin embargo, informan gastos muchos menores.

Tanto los empresarios como los partidos eligieron moverse con aportes de dinero por fuera de la ley, no declarado. A dos años de los comicios, la Justicia electoral todavía no aprobó los números de los principales partidos al detectar decenas de irregularidades.

Justamente, una de las observaciones realizadas por la Cámara Electoral al kirchnerismo fue por las cenas de recaudación de fondos. Scioli ni siquiera declaró las donaciones ingresadas durante esos dos eventos. “El gobernador [Scioli] sólo asistía a actos de protocolo o de gestión como funcionario en ejercicio”, respondieron desde el kirchnerismo.

Comentarios

x

Check Also

Inundaciones en sureste asiático causan casi 600 muertes

Al menos 600 personas han fallecido y millones se han visto afectadas por inundaciones causadas por el viento monzón en el sureste asiático, mientras que las operaciones de rescate continúan. Así ...