Foto: Archivo

Cuatro posiciones con las que llegas siempre al punto G (+Imágenes)

Martes, 2 de Mayo de 2017 03:00 pm

El Confidencial

La mayoría de las damas llega al orgasmo a través de la estimulación del clítoris, pero también puede hacerlo con el sexo vaginal gracias al polémico punto G. Lo normal es alcanzar ambos a la vez, lo que se conoce como un clímax combinado.

Muy pocas mujeres alcanzan el orgasmo. Así lo ha puesto de manifiesto el reciente estudio elaborado por Bijoux Indiscrets a través de la web Librería de orgasmos. Según esta investigación, nada menos que el 22,5% de las féminas españolas no llega al clímax nunca o casi nunca durante las relaciones sexuales. Y no solo eso: el 52% lo finge al sentirse presionadas para alcanzarlo. De esta realidad solo es consciente el 84% de los hombres, pero ahora que ya lo sabemos todos, vamos a ponerle remedio.

La mayoría de las damas llega al orgasmo a través de la estimulación del clítoris, pero también puede hacerlo con el sexo vaginal gracias al polémico punto G. Lo normal es alcanzar ambos a la vez, lo que se conoce como un clímax combinado.

Los expertos recomiendan empezar estimulando el clítoris en los preliminares, mediante los dedos o un juguete. Una vez esté excitada, comenzar con las penetraciones. Pero no sirve cualquier postura, pues hay unas que estimulan el famoso punto. La terapeuta sexual Sari Cooper, detalla en ‘Prevention’ algunas de las posiciones perfectas para este fin, no obstante, antes recalca que la tarea no es para nada fácil, ya que “no todas las mujeres tendrán un orgasmo a través del punto G, lo que es perfectamente normal”.

Aun así, no pierdes nada por intentarlo. Nosotros confiamos en ti y en tu buen hacer bajo las sábanas. Toma nota y al lío:

1) La trasera con amor

Esta postura es muy cómoda y fácil de hacer. Es una versión más sexual de ‘la cucharita’. El pene alcanza una profundidad tal que ella no podrá evitar gritar. Esta posición proporciona el ángulo perfecto para que el pene toque la pared frontal donde está situado el punto G. Además, hay fácil acceso al cítoris. Cooper recomienda estimular este primero, y esperar hasta que se hinche (por la acumulación de sangre en el mismo) y así ir a por el orgasmo vaginal a lo grande.

2) La profunda

‘La profunda’ es muy efectiva, ya que el hombre es quien controla toda la acción y el ángulo está en el punto correcto. Como podemos ver en la imagen, ella se tumba boca abajo y él le introduce el pene por la vagina pero por la parte trasera. El miembro masculino se encaja en el interior genital femenino, y estimula así el punto G. Es recomendable que ellos utilicen el dorso de la mano o el cabecero de la cama para dar impulso a las penetraciones y no perder el ritmo.

3) La dominante

Él está acostado boca arriba con la espalda apoyada en una superficie horizontal, mientras ella está encima del hombre, de cuclillas. La terapeuta e investigadora sexual Christine Milrod, autora de ‘Cultural Encyclopedia of the Penis’ (Rowman & Littlefield), destaca en ‘Men’s Health’ que esta posición es de las más aclamadas entre sus pacientes. El ritmo y la profundidad de la penetración recae en la mujer, que controla los movimientos con la fuerza de sus piernas.

Cooper recomienda a los hombres que, ya que tienen facil acceso al cuerpo femenino, aprovechen para estimular los pechos de ella o su clítoris. También pueden sujetar su trasero para darle más impulso a los movimiento.

4) La apoyada

En esta posición ella tiene las piernas apoyadas en los hombros de él, lo que facilita el acceso del pene hasta el punto G. Lo mejor es situar una almohada bajo el coxis de ella, para que él no se canse demasiado al tener que sostenerla con los brazos. “Ambos van a notar una penetración profunda, pero el objetivo para él es tener ‘campo libre’ para estimular el clítoris de ella mientras le levanta la cadera”, detalla Kat.

Comentarios

x

Check Also

Conoce qué enfermedades puedes tener según los colores de la orina

¡Seguramente que sí!, pues bien, según el color de nuestra orina, nuestro cuerpo podría estar avisándonos que algo en nuestro cuerpo no está bien. Por esta razón, presta mucha atención, porque te mostraremos que ...