Solo el 20% de los adultos padece acné

Jueves, 6 de Julio de 2017 10:49 am

EU

El acné ocurre cuando el folículo, que es el encargado de conectar las glándulas sebáceas con los poros, se obstruye. Muchas personas consideran que esta enfermedad de la piel, afecta únicamente a los adolescentes pero no saben que 20% de los adultos se ven perjudicados por este problema, en el que el 12% de los afectados son mujeres.

El acné se puede dar en la piel de las personas por distintos factores. Estos son:

Las hormonas: la actividad hormonal es una de las principales causas del acné, es por esto, que en la etapa de la pubertad es común que a los adolescentes se les brote el cutis, la espalda, el cuello, entre otros.

Estimulación de la glándula sebácea: Otro factor influyente es la glándula sebácea, esta es la encargada de producir grasas, cuando ésta se altera tiende a obstruir los poros trayendo como consecuencia el brote del cutis.

Infección bacteriana: Cuando el microbio Propionibacterium acnes se concentra en grandes cantidades, rompe el equilibrio de la flora bacteriana normal produciendo una infección en el poro trayendo como consecuencia procesos inflamatorios e infecciosos.

Trastorno de la queratinización: Según la dermatóloga Carolina Cohen, colaboradora de la marca La Roche-Posay, la queratina “es una proteína rica en azufre, que constituye la parte fundamental de las capas más externas de la epidermis, pelos, y uñas. Cuando se producen trastornos en el proceso de queratinización, los poros de la piel llegan a obstruirse e inflamarse”.

Existen también distintos trastornos que favorecen la aparición de esta patología como el estrés, la genética y la alimentación. Por otro lado, las infecciones bacterianas y la ingesta de algunos medicamentos pueden producir acné. En el caso de las mujeres, el embarazo, la menstruación y la sobreexposición al sol pueden ser causantes de este problema, debido a la alteración de hormonas y grasas.

Dependiendo de la causa, existen distintos tipos de acné. Esta clasificación corresponde al acné comedogénico que produce la lesión primaria; y el acné inflamatorio, que a su vez, es categorizado según su severidad en: leve, moderado y severo.

La importancia de su clasificación radica en la conducta y tratamiento que el dermatólogo debe tomar para resolver la condición”, explica Cohen.

En este sentido, Cohen recomienda que, a sabiendas de su severidad, para tratar el acné comedónico e inflamatorio, de leve a moderado, pueden utilizarse tratamientos tópicos a base de cremas o gel, especialmente creadas con el fin de ayudar a las personas a tener un cutis libre de imperfecciones.

Comentarios

x

Check Also

El consumo constante de chocolate ayuda a perder peso

El chocolate es, indiscutible, la golosina más famosa del mundo, y con toda la razón: es delicioso, se puede combinar con un sinfín de alimentos, muy dulce, o muy amargo, ...