Foto: Archivo

Los peligros que se avecinan Por: Eleazar Díaz Rangel

domingo, 27 de agosto de 2017 10:43 am

UN

Nunca como el jueves, en una reunión con el Alto Mando Militar ampliado, un presidente venezolano había hablado sobre las amenazas que se levantan contra el país, con datos concretos de tales riesgos, de los mecanismos de defensa, particularmente antiaéreas, que fueron completadas con las intervenciones del ministro Padrino López y del almirante Remigio Ceballos, jefe del Comando Estratégico de la Fanb, todo en víspera de los más completos y complejos ejercicios cívico-militares, que terminan de desarrollarse hoy en todo el país.

Todo ello revelador de la necesidad de que el país, y en particular su Fuerza Armada, estén preparados para cualquier eventualidad de esa naturaleza. Como lo aclara el presidente Maduro, no se trata de alarmar, sino de la necesidad de crear conciencia de la situación que vive el país.

El presidente Trump fue muy claro en la amenaza de una agresión militar a Venezuela, y no es que la descartara, sino que ha pretendido hacerla junto a contingentes de tropas de varios países latinoamericanos, pero con excepciones, como las de seguramente Colombia, hubo una reacción contraria en la mayoría, repulsa que se ha extendido a otros países del mundo. No obstante ello, el viernes desde la Casa Blanca precisaron que esa opción no está descartada pese al desacuerdo en la región.

Entre tanto, el vice Mike Pence ha completado esas amenazas, cuando afirmó que usarán todas sus fuerzas económicas y diplomáticas para “rescatar la democracia” en Venezuela. El diario The Wall Street Journal anunció que EEUU no comprará bonos venezolanos, y que se estudian otras medidas, las cuales fueron anunciadas formalmente el viernes. Además, en Washington confían en que lograrán que se produzca una ruptura de relaciones de varios países latinoamericanos, y no lo ocultan, quieren “ahogar a Venezuela”.

Esa política de la Casa Blanca contra Venezuela no es ninguna novedad, aunque se ha reforzado y hecho extremadamente peligrosa con Trump. Apenas observaron la esencia del gobierno de Chávez, su política independiente y soberana, y la influencia que estaba ejerciendo en la región, se dispararon sus alarmas. La más sonora fue el decreto del presidente Obama de 2015. Pero antes hubo un Plan Balboa.

¿Lo recuerdan? Aunque España, su organizador junto con la Otan, pretendió mostrarlo como un “ejercicio didáctico”, inocente, analizado en Venezuela por nuestros oficiales de inteligencia quedó claro que se trataba de un proyecto para ocupar parte de Venezuela a partir de bases militares en Colombia, país blanco, Panamá, país rojo, y en el norte, azul.

El plan contenía información confidencial sobre nuestras posiciones militares, seguramente recogidas por los servicios de inteligencia de Estado Unidos. No olvidemos que en pleno corazón del Fuerte Tiuna estuvo por años la Misión Militar de EEUU, hasta que llegó Chávez y mandó a parar. Por ejemplo, en la sección “Prioridad de objetivos y estado de los mismos” del plan aparecía una lista de 80, con precisiones sobre la ubicación de cada una de ellos: hangares de Barquisimeto 10 O3 N de latitud y 69 30 W de longitud; aviones en La Chinita 10 35N de latitud y 71 44W de longitud, Y así, otros 80 objetivos, donde aparecen las señales de seis radares, de los aeropuertos, tropas, aviones, etc.

El plan está tan bien elaborado, con abundante información, incluidos el número y tipo de aviones “enemigos” y un proyecto de resolución del Consejo de Seguridad donde se lee que “autoriza al país azul y aliados a realizar acciones al amparo del capítulo VIII de la Carta de las Naciones Unidas y, en el caso de que… no hayan abandonado las bases y acuartelamientos ocupados y entregado el armamento, al empleo de la fuerza para restituir la situación inicial”.

Muchos de los datos contenidos en ese plan siguen vigentes, y aun cuando ha habido cambios y avances importantes en esas instalaciones, y reforzada la defensa antiaérea, sigue siendo un punto de partida de la política agresiva contra Venezuela.

Hace más de 10 años (marzo de 2007), en una entrevista con Barbara Walters, de la cadena ABCNews, el presidente Hugo Chávez le dijo que así como Estados Unidos bloqueó la compra de repuestos de los aviones F16, que por contrato debía suministrarle, “hay la posibilidad de que Estados Unidos, el Gobierno de Estados Unidos, así como invadió a Irak, así como amenaza a Irán, venga por Venezuela; esa es una posibilidad que nosotros no podemos desechar, sobre todo con este Presidente, que no tiene el juicio ni la razón política, es capaz de cualquier cosa”… ¡Si esa era su opinión con Bush, pueden imaginarse cuál sería con Trump!

Confiamos en que tanto la excepcional reunión del presidente Maduro con el generalato y el almirantazgo, como los ejercicios Soberanía 2017, hayan contribuido a alertar al país ante los peligros que se avecinan.

Comuna o nada”, dijo una vez Hugo Chávez; con Maduro se creó el Ministerio de las Comunas y tienen una ley orgánica, pero sucede que en las 21 comisiones permanentes de la ANC, recién creadas, ¡ninguna se ocupa de las comunas!

Pánico en el mundo taurino con el anuncio que hicieron en Maracay de convertir su histórica plaza de toros, la famosa maestranza de Carlos Raúl Villanueva, en un “área cultural”. Como lo hicieron con el Nuevo Circo de Caracas.

Hasta que lo vi en TV relatando el infernal ciclo de prisiones, ruleteos y torturas que sufrió David Nieves durante la IV República, lo había ignorado, y creo que la mayoría de los venezolanos. Merece ser repetido.

Ya es tiempo de averiguar qué es lo que ocurre con Agropatria, como se sabe, importadora de insumos agrícolas. Traen, por ejemplo, semillas de cebollas, y las venden a Bs 70 mil la libra de cien mil semillas, pero esos compradores no siembran nada, sino que las revenden a más de 300 mil. ¿Cómo se reparten las ganancias? ¿Quién investigará?

La crisis política en Ecuador, en el seno del Gobierno, se ha acentuado. Pareciera que la gestión del presidente Lenín Moreno pretende negar y acabar con la gestión de Correa, y aislar y enjuiciar al vicepresidente Jorge Glass.

Crece el movimiento en Argentina reclamando información sobre Santiago Maldonado, un luchador social detenido por la Gendarmería cuando se solidarizaba con los mapuches, hace más de un mes.

Y a propósito, ¿cuesta mucho ofrecer explicaciones sobre el general Baduel? Entre tanto, hasta el cardenal Urosa hace creer que lo tienen desaparecido.

En Colombia comenzó a tener expresión el movimiento constituyente. La senadora liberal Viviana Morales anunció que presentará un proyecto de asamblea nacional constituyente.

Después de que el lunes 16 el Consejo Nacional Electoral informó que ese mismo día anunciaría la nueva fecha de las elecciones, no han dicho absolutamente nada. Ni siquiera explican.

El mismo presidente Trump dijo que su primer decreto fue para aprobar 400 mil millones para actualizar su armamento nuclear. Causó terror en expertos que sin mayor control pueda usar ese poder contra Corea del Norte en cualquier momento.

El gobierno fraudulento de Temer ha resuelto privatizar 57 empresas estatales, incluidos 14 aeropuertos y 15 terminales portuarios. Todo por 14 mil millones de dólares, de los cuales les quedará una buena tajada a él y sus más estrechos colaboradores. ¿Un diez por ciento?

La TV rusa RT recogió ayer las denuncias del periodista italiano Emiliano Fittipaldi sobre la estructura del poder en el Vaticano, la protección a los pedófilos, los cobros para beatificar y santificar; hay que pagar para hacer santos, dijo, y por eso hay más santos en Alemania y en Estados Unidos. Y ahora el Vaticano pide años de cárcel para Fittipaldi por su libro “Lujuria”.

@edrangel

Comentarios

x

Check Also

ANC y unidad nacional Por: Luis Brito García

1 Más que un país, Venezuela parece una colección contradictoria de estados y municipios. En virtud de un proceso neoliberal de descentralización dirigido por la Comisión Presidencial de Reforma del Estado, ...