Lo mataron cinco horas antes de celebrar su cumpleaños

domingo, 1 de octubre de 2017 01:59 pm

EU

Un disparo en el abdomen acabó con la vida de Juan Miguel Méndez Subero, de 35 años, la noche del jueves en La Vega.

Lo atacaron para robarle el koala donde llevaba su teléfono celular y dinero en efectivo. El tiro le entró en el abdomen y le afectó varios órganos, según destacó Marianny Subero, hermana mayor del joven.

Ese día estaba listo para empezar a celebrar su cumpleaños número 36, pues le faltaban cinco horas. Juan Miguel vivía en El Paraíso, pero ese día fue de visita a la casa de una tía en el sector Los Mangos de La Vega.

A eso de las 7 y media de la noche decidió irse a su casa para alistarse y empezara  celebrar su cumpleaños. Bajó del barrio en una mototaxi y cuando lo dejaron en la redoma de La India, se le acercó un sujeto armado que lo conminó a entregar sus pertenencias. Como se opuso, el pistolero le disparó en el abdomen y lo despojó del koala que tenía guindado.

Una vez que cayó herido en el piso, testigos del hecho se le acercaron para ayudarlo, y un hombre que lo conocía le avisó a la familia.

Al lugar llegó un hermano que lo levantó y lo trasladó en una moto para el hospital Pérez Carreño. Una vez allí lo ingresaron a la emergencia de adultos y no supieron más de él.

“Nunca nos dejaron pasar para saber su estado de salud. Algunos funcionarios de la Milicia que están en las puertas nos dijeron que todo estaba bien, pero nosotros sabíamos que no”, dijo la hermana.

Lo único que supieron los familiares del hombre, es que lo iban a operar y que todo estaba bien.

Así estuvieron por más de doce horas en las afueras del centro de salud, hasta que la hermana decidió entrar a la fuerza y pedir información.

Una empleada del hospital atendió su petición y le dijo que Juan Miguel había ingresado en estado de gravedad y que había fallecido tres horas después, es decir, a las 10 y media de la noche.

“Lo que hacen es algo inhumano, porque no pueden dejar a las familias esperando saber de sus seres queridos y les nieguen toda información. Hoy fuimos nosotros los burlados y dolidos, mañana son otros”.

Lo cierto es que Juan Miguel trabajaba como vendedor informal en Quinta Crespo y dejó una hija.

Su cadáver fue llevado a la morgue de Bello Monte el viernes en la tarde, y fue uno de los 12 que registraron hasta la mañana de ayer.

Otros dos corresponden al doble homicidio ocurrido en Casalta 2 la mañana del viernes.

Allí murieron Brayan Alberto Quintero, de 27 años, y Domingo Camargo, de 31. El primero era uno de los más buscados por el Cicpc en el oeste de la capital. Estaba con el amigo cuando lo sorprendieron.

Comentarios

x

Check Also

Acusan a sargento de la Aviación por muerte del joven David Vallenilla

El sargento primero de la Aviación Militar Bolivariana, Arli Cleiwi Méndez Terán, de 22 años de edad, quien sería el responsable de la muerte de David José Vallenilla (22), ocurrida el pasado 22 ...