Maryclen Stelling

Narrativas de la diáspora Por: Maryclen Stelling

domingo, 18 de febrero de 2018 12:00 pm

En tanto expresión y reflejo de la coyuntura actual, la denominada “diáspora venezolana” se posiciona de manera importante en ciertos sectores políticos, alimentando discursos, análisis, sondeos, relatos y narrativas transmediáticas.

Se abre una nueva etapa político-comunicacional y un nuevo ámbito de confrontación que nutrirá de manera importante la próxima campaña electoral presidencial. Más aún con la instrucción del presidente Maduro de extender hasta el 25-F la jornada de inscripción de nuevos votantes, aunado a la actualización de datos en el RE para los residentes en el exterior.

Diáspora, éxodo, dispersión, disgregación, emigración, migración, partida, alejamiento, abandono, desplazamiento, xenofobia… nutren las narrativas transmediáticas que cuentan el fenómeno desde una acera política. Relatos e historias se despliegan a través de redes digitales, plataformas de comunicación y medios tradicionales. Historias del “éxodo masivo” que enganchan a las audiencias opositoras donde los “prosumer” juegan un rol activo en el proceso expansivo de los relatos, mientras los medios tradicionales, a la zaga y víctimas de la voracidad política, reseñan los hechos sin comprobar la veracidad de los mismos. Se produce así una sintonía narrativa de medios y redes afines a la oposición, donde los problemas reales y perceptuales del fenómeno migratorio se funden y confunden con la afiliación política, la intencionalidad editorial y los propósitos políticos de los países receptores en un contexto geopolítico de cerco internacional inducido en torno a Venezuela.

Así topamos con relatos construidos en torno a “la voz de la diáspora venezolana”, “éxodo masivo” y “multitud huye del desaliento”; “las cifras del adiós”, ¿Cuántos se han ido y hacia dónde?; cada vez hay más personas que se van y, a su vez, cada vez menos van a vivir en el país; la mayoría no quiere volver. “Venezuela ha pasado de ser un país de inmigración a ser uno de emigración”.

Según encuestadora, aproximadamente 4 millones de venezolanos han emigrado en los últimos años. Conforme a otra, durante el último trimestre de 2017, 50% de los venezolanos desea emigrar y más de 60% lo hace impulsado principalmente por la crisis económica, en conjunción con la política y social; a ello se añade la violencia, la creciente incertidumbre y el clima socioemocional que se ha ido construyendo en torno a la “diáspora”.

Problema que, más allá de la intencionalidad narrativa, debe ser abordado sin distingo de tolda política.

Maryclen Stelling / @MaryclenS

Sobre Pedro Poller