Banesco: cómo matar siete pájaros de un solo tiro Por: Pancho Alegría

domingo, 6 de mayo de 2018 11:41 am

Una jugada muy bien estructurada

Con la intervención del principal banco privado del país, la mafia cívico-militar que gobierna y controla la economía de la nación considera que asegurará sus fortunas robadas al pueblo venezolano y logrará que Juan Carlos Escotet les venda a precio de gallina flaca su entidad bancaria, para ello operará el chantaje a que será sometido si no afloja la propiedad del banco o al menos acepte a los boliburgueses como socios. Chantaje que está montado desde Sudeban, cuyos directivos hace ya mucho tiempo han venido participando del negocio que ha montado Escotet con Banesco-Venezuela en sintonía con Banesco-Panamá para la manipulación y compra-venta de dólares al margen de fallida regulación nacional.

Hora es, para la mafia cívico-militar dueña del país, de sacar a relucir ese tinglado delincuencial que por años viene operando no sólo desde Banesco (ya le tocará el turno a otras instituciones con directivas malandras). La mafia cívico-militar con la participación, conocimiento y anuencia de los directivos Sudeban, del Banco Central de Venezuela y de la Presidencia de la República desde hace mucho tiempo tiene conocimiento de la jugada.

La mafia cívico-militar que gobierna el país, cómplice de estas fechorías, al auditar las cuentas que maneja Escotet encontrará el mil millonario flujo de Bs. entre empresas y personas naturales sin ninguna prueba de transacciones comerciales legales que tengan como objeto cancelar flujo de mercancías o prestación de servicios. Como los directivos de Banesco no podrán explicar tal patraña, la mafia gobernante tomará por asalto las riendas del banco con o sin Escotet como socio.

No por meritocracia, capacidad y experta se designa como presidenta de la junta interventora a la arquitecto Yomana Koteich -totalmente ajena al mundo financiero- quien se cansó de hacer negocios en asocio con el fallecido gobernador Alexis Navarro en Nueva Esparta pero viene participando de la “arquitectura” del golpe a Banesco desde hace tres años cuando Escotet se negó a vender el banco a la boliburguesía emergente. Escotet preso o en huida se tendrá que bajar los pantalones ante la mafia cívico militar que se adueñó del país.

Objetivos inmediatos de la intervención:

1. Bloquear las miles y miles de transferencias que por remesas se realizan a través del dúo Banesco-Panamá y Banesco-Venezuela. Flujo de dinero que l@s aterrad@s y despavorid@s “limpio pocetas” que han podido huir de lo que queda de país envían como auxilio a millones de hogares en Venezuela que se niegan a entrar al redil y aceptar al “carnet vende la patria” como salva conducto para seguir respirando ¡O se enrolan y arrodillan con el “carnet vende la patria” en el bolsillo o mueren!

2. Sometidos al “carnet vende la patria” l@s que aún se resisten a entrar al redil gracias a los auxilios que le llegan de los “limpia pocetas” (compatriotas que expulsados a lejanas tierras se ganan la vida dignamente pero son enemigos declarados de la mafia delincuencial cívico-militar) deberán aceptar el “voto asistido” y asegurar los votos que permitan a la mafia su poder absoluto per secula seculorum ( ver “Al voto asistido no le gana nadie” en www.aporrea.org/ideologia/a260029.html

3. Captar dólares a precio Dicom: Bs. 49.614 por $, única vía para enviar legalmente remesas al país. Dólares que pasarán a formar parte de las fortunas que a diario se amasan desde las alturas del poder.

4. Facilitar el blanqueo de los dólares desfalcados a la nación por empresas nacionales e internacionales con la complicidad y asocio de los funcionarios gubernamentales que mantienen el control de la economía del país vía importaciones fraudulentas. Al ponerle la mano a un banco con conexiones en el exterior (Banesco-Panamá) lograrán legitimar los capitales robados al pueblo venezolano por la mafia cívico-militar que gobierna al país y poder así repatriar capitales, aún en manos de testaferros no identificados, antes que el imperio los identifique y proceda a confiscar o bloquear;

5. Obtener la mayor cantidad de Bs. por $ desfalcado, y repatriado ahora vía Banesco-Panamá-Banesco-Venezuela a través de la manipulación de las páginas-tasa-dólares del mercado paralelo de divisas que está en manos de la misma mafia cívico-militar, llámese “dólartoday” y otras para obtener Bs. 643.571 por $ repatriado (tasa de hoy 5/5/2018). Dólares obtenidos fraudulentamente a razón de Bs. 6,50 bajo la administración Cadive-Banco Central de Venezuela-Presidencia de la República;

6. Acelerar el valor de la moneda extranjera para que supere las 7 cifras y así multiplicar sus fortunas en Bs. para terminar de posesionarlos como absolutos dueños del país. Poseedores del poder económico, manipuladores del poder político y regentes de los demás poderes públicos: ¡dominio total!

7. Legalizar y asegurar las inversiones de Bs. en el país porque l@s integrantes de la mafia cívico-militar que gobierna no puede poner un pie fuera del territorio nacional: están en riesgo de ser detenidos por las policías del imperio ¿Ud., estimado lector(a) ha notado que el vicepresidente desde hace mucho tiempo no pone un pie fuera del país? Y cuando lo hace fuera de Caracas se hace acompañar por centenares de militares vende la patria y mercenarios que trabajan para la mafia.

Pero el tiro le pudiese salir por la culata.

Si la izquierda venezolana reacciona, sale de su eterno sueño electoral, y empalma con los sectores de la clase obrera que sin la “dirección” partidista han salido a las calles a enfrentar y demostrar su repudio a este gobierno, las reglas del juego pueden cambiar a favor de una sociedad regida por el Control Obrero: obreros que se organizan para hacerse cargo de la sociedad, de sus lugares de trabajo con el fin de defenderlos y enfrentar el dominio del capitalismo o el remedo de socialismo que la mafia cívico-militar gobernante quiere imponer a como dé lugar”.

Nota: “Más que una transformación socialista (o desarrollista), la economía venezolana vivió una masiva transferencia de renta hacia el capital importador y hacia una casta burocrático-militar que vive a costa de las arcas públicas mediante la sobrevaluación del bolívar y las importaciones fraudulentas para captar divisas a precios preferenciales. El proceso bolivariano ha sido más bien una variante del rentismo petrolero que ya se había registrado durante el primer gobierno de Carlos Andrés Pérez (1974-1979). Antes que a las revoluciones socialistas clásicas, el proyecto bolivariano se parece a un nacional-populismo militarista.” Artículo de Manuel Sutherland es Director del Centro de Investigación y Formación obrera CIFO. Disponible en: http://nuso.org/articulo/la-ruina-de-venezuela-no-se-debe-al-socialismo-ni-la-revolucion/

¡Sabino nos señaló el camino,

me señaló el camino, nos señala el camino!

Sobre Gabriel Ybarra

[fbcomments]