Necesidad de participar Por: Eleazar Díaz Rangel

domingo, 13 de mayo de 2018 11:42 am

UN

En una semana estaremos votando en todo el país en las presidenciales, y en los estados, además, por los candidatos a los consejos legislativos. Estas elecciones son únicas en cuanto existen factores que las diferencian notablemente de todas las anteriores, de esos factores los más importantes son los llamados a la abstención que han hecho algunos partidos opositores, que, no obstante, no le presentaron a los electores alguna alternativa, pero lo más grave es el llamamiento que han hecho Estados Unidos, con mucho énfasis, y los países de la Unión Europea y del Grupo de Lima, a desconocer sus resultados.

¿Por qué esa inusual decisión ante unas elecciones donde no hay ninguna posibilidad de que se produzca un fraude, y con equipos, personal, metodología, iguales a las votaciones de 2015 cuando la oposición ganó la mayoría de la Asamblea Nacional, y después varias gobernaciones; elecciones cuyos resultados fueron inmediatamente reconocidos por el Gobierno y los partidos que lo apoyan? ¿Por qué esta vez no se reconocerán los resultados?

Por una razón, como es que es segura la victoria del presidente Nicolás Maduro, candidato a reelegirse. Las últimas encuestas le dan una ventaja imposible de superar por el segundo de los candidatos. Preguntados por Hinterlaces sobre su intención del voto, el 48% se pronunció por Maduro y 31% por Falcón. Y en la encuesta de Consultores 30.11, el 48,36% por Maduro y 36,3% por Falcón. Esa ventaja es imposible de descontar. Y también les preguntaron cuál de los candidatos creía que podía ganar, y 68% dijo que Maduro y 20% que Falcón.

A estas alturas, la suerte está echada. Con la oposición dividida, con unos partidarios de participar en las elecciones, como en efecto lo están haciendo, y otros negándose a asistir al proceso, pero sin ofrecer alternativas, que no sea la incertidumbre, la nada, o los atajos de la violencia, se hacía imposible pensar que podían ganar estas presidenciales.

En tales condiciones, reitero, se hizo inalcanzable una victoria para derrotar a Maduro por la vía democrática y electoral. Entonces, como están conscientes de ese triunfo, lo que hacen es seguir sumisamente la política de Washington, que desde la llegada de Trump a la Casa Blanca, es interrumpir el proceso democrático y de avanzada en Venezuela y el desplazamiento de Maduro. La posición de Trump fue siempre la de boicotear las elecciones, impedir que se realizaran, persuadir a la oposición para que no intervinieran, y hasta hoy han insistido en llamar a suspender las elecciones, y a desconocer sus resultados. Así de sencillo.

¿Qué hacer frente a esa situación? No hay sino una posición, salir a votar el domingo que viene. Y hacerlo masivamente. Ya el pueblo lo ha hecho para elegir la ANC, donde votaron 8 millones, y hace poco, en el simulacro del CNE, que desbordó escenarios y horarios (tal fue la cantidad de electores que asistieron) y en las concentraciones que ha reunido Maduro. En todos esos procesos, el abstencionismo ha recibido sensibles golpes.

Una pregunta que se ha venido formulando es cómo puede incidir la situación económica y los altos precios incontrolados, en la conducta electoral del venezolano. Es posible que genere confusión, dudas, incertidumbre en muchos de ellos, pero si están conscientes de la importancia de estas elecciones, de su trascendencia, de la necesidad de responder a la campaña interna e internacional contra Venezuela; si están igualmente conscientes de que esa situación económica es, en lo fundamental, producto de la implacable guerra económica, y, por supuesto, de fallas y omisiones en la acción gubernamental, llegarán a la conclusión de que su compromiso con este proceso, con los avances habidos y con el legado de Chávez, es el de salir a votar.

1 La empresa Cambridge Analytica no clausuró sus actividades, como informé aquí el domingo pasado, involucrada como estaba en la compras de información confidencial a Facebook, sino que “cambia de piel”, según artículo de Ricardo Carnevali (othernews.org) “La consultora británica Cambridge Analytica, la que protagonizó el escándalo por el uso de datos de millones de usuarios de Facebook, anunció el cese inmediato de todas las operaciones e inició su proceso de quiebra, pero simplemente cambia de piel  y seguirá sus manipulaciones con otros nombres, amenazando la pureza de las elecciones en varios países, entre ellos Argentina, México y Colombia”. Pues las de aquí es imposible adulterarlas.

2 No sé si es verdad, pero un servicio informativo de EEUU revela que en febrero Colombia exportó a EEUU 429 millones de barriles diarios de petróleo, mientras Venezuela sólo les envió 336 millones al día durante el mismo mes. No creo que valga la pena preguntar en Pdvsa cuál es la verdad.

3 Hace algún tiempo, cuando América Latina era otra, el Pentágono ordenó reactivar la Cuarta Flota, que comenzó a navegar cerca de las costas de Venezuela y de Brasil, y generó preocupación en Brasilia, que pidió explicaciones. Ahora es la Segunda Flota la movilizada, sus áreas “jurisdiccionales” llegan por el norte cerca de Rusia. El almirante John Richardson explicó que es una nueva estrategia militar, ante el resurgimiento de nuevas potencias.

4 Estarán de acuerdo conmigo en que la mayoría de los medios difundieron como una verdad la existencia de un ataque con armas químicas en Siria, y que ese hecho, según Washington, justificó el lanzamiento de poco más de 100 misiles contra el supuesto centro de elaboración (de los cuales 71 fueron derribados por la aviación siria). Como ustedes saben, los gobiernos de Francia y de Inglaterra, sin que Washington presentara prueba alguna, se sumaron a la agresión. ¿Y qué pasó? Que la Opaq, el organismo de la ONU especializado en investigaciones sobre uso de armas y ataques químicos, demostró que habían sido falsos tales ataques, que nunca los hubo. Todo fue un invento estadounidense. Les_pregunto si ustedes han leído en prensa, o escuchado en radio o TV informaciones de agencias divulgando esos resultados de la Opak. Tanto les cuesta decir verdades.

5 ¿Será cierto que los directivos de Banesco están siendo humillados en la prisión militar donde los tienen?

6 Alguien me preguntó  ¿porque afirmé que Henri Falcón “gana perdiendo”? Porque se supone que obtendrá un porcentaje importante, por ejemplo, más de 30%, de acuerdo a lo que han revelado las encuestas que lo ven perdiendo y que lo ven ganando. Un porcentaje como ése o similar, en una votación de más de 55% de los electores (20 millones), podría sumar unos 3 millones o más, que con el equipo asesor que tiene, de alta calidad, se podrían convertir en un liderazgo indiscutible de la oposición, con unos abstencionistas derrotados y más divididos que nunca, sin fuerzas ni seguidores para organizar una guarimba.

7 Noam Chomsky dijo en una entrevista a un diario peruano: “La prisión de Lula es injusta   y una venganza de las clases dominantes”, que, añadimos, se volvió a expresar cuando impidieron que miembros de la Comisión de Derechos Humanos del Congreso de Brasil, pudiera visitarlo. Ya lo habían hecho con varios gobernadores. Increíble ese ensañamiento, ante el silencio de los grandes medios brasileros.

8 ¿Cómo les parece este pronóstico: siete de cada diez mexicanos pobres, ¡morirán pobres!”, según estudio de una institución de ese país.

Eleazar Díaz Rangel

@edrandel 

Sobre Pedro Poller

[fbcomments]