Seis muertos dejó operativo por asesinato de oficial del FAES en Catia

jueves, 24 de mayo de 2018 02:46 pm

Alrededor de seis personas perdieron la vida el martes en horas de la tarde durante un operativo de las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) en el bloque 11 de las Lomas de Urdaneta, Catia, parroquia Sucre del municipio Libertador de Caracas.

Los funcionarios se desplegaron en esta zona para dar con los implicados en el asesinato de un funcionario del FAES identificado como Luis Manuel Rizzo González. Afirmaron que los fallecidos estaban relacionados con este caso, sin embargo, sus familiares en la morgue de Bello Monte contaron también su versión de los hechos.

Las víctimas fueron identificadas como Albert Isaac Subero Pérez, de 29 años, Aaron Wilkerman Istúriz Bracho, de 26 años, Jairo Gabriel Istúriz López, de 27 años, (primo de Aaron), Julio César Alemán Tejar, de 20 años, Jhosmar Omarel Vargas Pineda, de 19 años, Luis José García Rodríguez, de 21 años.

Familiares de Albert manifestaron que el fallecido se encontraba saliendo de su vivienda en el piso 8,junto a su novia, cuando funcionarios del FAES los sometieron, llevaron a la fémina a un cuarto, y al hombre lo sacaron del inmueble y lo llevaron a la planta baja del edificio, donde le propinaron tres disparos.

“Cuando nosotros llegamos para pedir información de lo que ocurría los funcionarios nos dijeron que los heridos los habían llevado al hospital los Magallanes de Catia, cuando fuimos al hospital ya estaba muerto”, dijo un familiar de Albert. 

Parientes afirmaron que Albert era albañil por su cuenta y que había estudiado la carrera de turismo hasta el 5to semestre en una universidad Bolivariana, debido a que dejó los estudios porque nació su hijo. En cuanto a Aaron y Jairo, quienes eran primos, a uno le quitaron la vida en el piso 6 del bloque 11 y al otro en el piso 8.

A Jairo “lo esposaron, arrodillaron y los funcionarios le dijeron que pidiera perdón, luego le dispararon. Eso fue una masacre con esos muchachos“, dijo Dalrosi López, madre de Jairo.

En cuanto, a Julio César, el joven estaba en la casa de unos amigos cuando llegaron los funcionarios y le propinaron un disparo en el pecho. Por su parte, Jhosmar Omarel se dirigía a una panadería de la zona cuando fue sometido por los funcionarios, quienes le propinaron dos disparos en el pecho, según manifestaron sus familiares.

Sobre Pedro Poller