Bizcocho húmedo de chocolate y anís

sábado, 26 de mayo de 2018 03:41 pm

Agencias

El chocolate este es un bizcocho que puedes probar, es muy fácil y rápido de hacer, y satisfará esa adicción al chocolate que muchos de nosotros reconocemos que ‘padecemos’.

Ingredientes (Molde de 20 cm.)

250 gramos de chocolate negro para fundir
250 gramos de mantequilla
180 gramos de azúcar
180 gramos de harina
12 gramos de levadura química
½ c/c de sal
3 huevos L
40 gramos de anís (licor)
25 gramos de almendra granillo
c/n de salsa de chocolate (opcional).

Elaboración

Trocea el chocolate y ponlo en un cuenco con la mantequilla también troceada, introduce el recipiente en el microondas para fundirlo. No esperes que el chocolate se funda dentro del microondas, sino la mantequilla, con su calor y batiendo pacientemente se fundirá el chocolate y obtendrás una crema fina, homogénea y brillante. También puedes fundir el chocolate con la mantequilla al baño maría.

Mezcla el azúcar con la harina, la levadura y la sal. Por otro lado bate los huevos ligeramente. Incorpora al cuenco del chocolate los huevos y el anís, mezcla bien y seguidamente añade los sólidos, es decir, el preparado de harina, azúcar, levadura y sal.

Vierte poco a poco mientras vas mezclando con la espátula. Una vez integrado totalmente, añade la almendra granillo y mezcla para que se reparta bien. Cubre el cuenco y deja reposar mientras precalientas el horno a 200º C, con calor arriba y abajo.

Prepara un molde desmontable poniendo en la base papel vegetal y untándolo con mantequilla, unta también las paredes para facilitar el desmoldado. Vierte la masa de bizcocho en el molde asentándola bien.

Bizcocho húmedo de chocolate y anís

Cuando el horno alcance la temperatura, bájala a 180º C e introduce el molde con la masa del bizcocho, hornea durante 30 minutos aproximadamente. La superficie del bizcocho estará plana, algo agrietada y crujiente, al pinchar con un palillo saldrá algo sucio porque es un bizcocho húmedo.

Deja enfriar el bizcocho de chocolate y anís a temperatura ambiente, la parte superior se hundirá, pero es normal. Si quieres dejar reposar el bizcocho hasta el día siguiente, puedes introducirlo en la parte menos fría de la nevera.

LISTO

Corta el bizcocho húmedo en porciones y sírvelo en los platos de postre, puedes terminarlo con un poco de salsa de chocolate o espolvoreando con azúcar glas, con una bola de helado o con nata montada.

Sobre Pedro Poller