Elecciones en Colombia, una lectura de atención para Venezuela Por: Carlos Ellis

miércoles, 6 de junio de 2018 12:10 pm

Analizando el desarrollo de la actividad electoral y política en la Republica de Colombia, se determinan aspectos geopolíticos y geoestratégicos que conjugan en el interés de actores que participan de forma directa y subyacente, siendo la de mayor relevancia, el avance de las prensiones al control territorial y político de los Estados Unidos de Norte América sobre la región latinoamericana y la importancia de los factores que intervienen en contra de la seguridad y defensa de la nación venezolana.

Colombia es un actor de peso regional donde los resultados en la segunda vuelta electoral a celebrarse el 17 de junio representa el avance o la contención, presente o futuro de las fuerzas neoliberales que rigen un espacio importante en la arena internacional, un escenario perturbado por la presencia de nuevos actores que pugnan el reordenamiento económico y político global. Hablamos de la importante participación de China y Rusia en el continente y su disputa por los espacios políticos; sobre este punto recae la atención de dichos resultados, pudiendo ser para Venezuela un factor determinante para la consecución del proyecto país en marcha.

El 27 de mayo se celebró en Colombia las elecciones presidenciales para el periodo 2018 – 2022, el padrón electoral correspondió a 36 millones de electores, participaron 19,336.134 la cual representa un 53% y una abstención de 40%. Resultados fueron los siguientes:

Iván Duque: 7.569.693 (39,14%)
Gustavo Petro: 4.851.254 (25,80%)
Sergio Fajardo: 4.589.696 (23,73%)
Germán Vargas Llera: 1,407.840 (7,28%)
Humberto De La Calle: 75.614 (0,39%)
José Antonio Trujillo: 60.312 (0,31%)

Los candidatos Iván Duque simpatizante del ex presidente Álvaro Uribe y Gustavo Petro quien fue militante del M-19 en 1977, alias “Comandante Andrés” o “Aureliano”, por el coronel Aureliano Buendía, personaje de “Cien años de soledad” de Gabriel Gracias Márquez se disputaran la presidencia de la Republica.

Este evento representa gran importancia para las tendencias políticas y las relaciones de fuerzas en el Continente Americano, progresista o liberales, y está vinculado al desarrollo de intereses de diferentes actores como, Ecuador, la cual comparten fronteras y con modelos políticos de tendencias diferentes, actividades insurgentes en los 565 km. en las aéreas limítrofes. Perú, comparten 1.626 km. tienen la misma tendencia política donde la oligarquía a gobernado desde la época de la colonia, hoy junto al “Fujimorismo” lideran y nutren el bloque político conocido como “Grupo de Lima” antes “Alianza del Pacifico”, ambos países promulgaron la salida de UNASUR modelo de integración regional con mayor solidez que coarta las agresión entre los países miembros y decretó la región como zona de paz. Panamá, conserva muy buenas relaciones diplomáticas y estratégica para el lavado de dinero producto del narcotráfico y pugna supuestas sanciones en contra de Venezuela vinculadas al tránsito de alimentos por el “Canal” transoceánico.

Colombia incide políticamente en el Caribe para el control del suministro de combustible con la finalidad de debilitar el modelo de cooperación impulsado por Venezuela conocido como “Petro Caribe”; la costa del Caribe colombiana abarca 1.600 km. y una población de 9.500.000 habitantes aproximadamente, vinculan con las islas caribeñas para la toma de decisiones en contra de Venezuela (CARICOM). Colombia posee Tratado de Libre Comercio con los Estados Unidos de Norteamérica, la cual permite el accionar voraz de las grandes corporaciones frutales de alimentos y farmaceutas, generando la emigración de más de 6.500.000 de nacionales al territorio venezolano, cabe destacar que esta masa poblacional colombiana ejerció el sufragio dando como resultado el 64% de los votos a favor de Iván Duque.

Venezuela y Colombia, comparte la frontera más extensa y dinámica de Suramérica, 2.219 kilómetros, tendencias políticas adversas y laboratorio de ataques en contra del Gobierno del presidente Nicolás Maduro, núcleo importante de afectación en la economía venezolana a través del contrabando de extracción de alimentos, combustibles, narcotráfico y diferentes modalidades delictuales.

La hermana Republica completa el tratado de cooperación con la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) , este acuerdo patenta a Colombia en la categoría de “Socio global” se une a la alianza atlantista como ya lo son Mongolia, Japón, Afganistán y Nueva Zelanda, siendo el primero en Latinoamérica y con la posibilidad de juagar en las próximas acciones de la organización bélica para el reparto de la territorialidad, espacio y recursos en cualquier escenario del mundo. Alerta a Venezuela.

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), su proceso de desmovilización y participación política fue un factor fundamental en el proceso de paz, generó la multipolaridad participativa y unifico fuerzas en la figura de Gustavo Petro, la cual representa el rompimiento del dominio liberal-conservador, “uribismo”, narcotráfico y paramilitarismo; el 8 de marzo las FARC retiro su candidato presidencial Rodrigo Londoño por motivos de salud.

Las encuestas y medios de comunicación señalaron que de darse una segunda vuelta en el proceso electoral seria entre Iván Duque y Vargas Llera, Vicepresidente del actual Manuel Santo, quien acumuló apenas 1.407.840 millones de votos, 7,28% de los electores, dando una lectura del rechazo a las políticas aplicadas durante su mandato.

De forma conclusiva podemos dar una apreciación para el desarrollo de la segunda vuelta electoral. Nuevos factores pugnarán los resultados, el poder financiero, industrial, militar, comunicacional, factores externos, narcotráfico y actores políticos armaran las estrategias necesarias para obtener la victoria electoral.

El candidato Gustavo Petro, en su discurso pos electoral se desmarca de alguna vinculación con Venezuela, esto debe ser entendido como estrategia política electoral “El fin justifica los medios” (El Príncipe, Alexander Maquiavelo, 1513). La realidad venezolana no es favorable para esta corta, estratégica e importante compaña, que mas allá de la lectura actual, podría dar un giro a la política regional junto a López Obrador.

Sobre Pedro Poller