“Los increíbles 2” llega a la pantalla en la era de #MeToo

viernes, 15 de junio de 2018 09:14 am

El Universal

Catorce años esperaron los seguidores de Los increíbles para poder ver en la gran pantalla la secuela de la historia de la familia integrada por Helen, Bob, Violetta y Dashiell Parr, ahora agrandada por la llegada de Jack Jack.

La trama, escrita y dirigida por Brad Bird, encuentra al grupo en la misma situación en la que quedó en la película de 2004, cuando los superhéroes no contaban con el apoyo de la gente y estaban al margen de la ley.
Sin embargo, en medio del desolador panorama que enfrentan Winston Deavor, director de una compañía de telecomunicaciones -junto a su hermana Evelyn- y un fanático de los superhéroes, se acerca a Helen y Bob con el propósito de iniciar una campaña publicitaria para lavarle la cara a estos personajes y que vuelvan ser aceptados por la sociedad. La única condición es que la misma sea liderada por la matriarca de la familia Parr.

El requisito es entendido por su esposo, pero para que el fin último pueda ser alcanzado él debe quedarse en casa atendiendo los arranques de una adolescente, aprendiendo Matemáticas y cuidando del miembro más pequeño, quien heredó los mismos poderes del resto de sus familiares.

Brad Bird demuestra, una vez más, por qué la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas lo premió en 2004 por la primera entrega de Los increíbles y tres años después, por Ratatouille, ya que estructura una historia más vigente que nunca -en plena era de #MeToo- en la mezcla humanidad, color, tecnología y ritmo a lo largo de los 118 minutos que dura el filme.

En la película, Helen se debate entre asumir la batuta de la lucha para recobrar el estatus legal de los superhéroes y abandonar temporalmente a su familia en un momento en el que siente que la necesitan más de lo normal. Todo ello, sin imaginar que hará frente a un villano que no espera, el raptapantallas. Lo bueno, es que no estará sola, ya que contará con Bob, sus hijos y el fiel Frozono. @yolimer 

Sobre marianella ybarra