Depressed young woman in a dark room

¿Te dejas llevar por suposiciones, sin preguntar? Sigue estos consejos

lunes, 18 de junio de 2018 12:08 pm

Eme de Mujer

¿Generalmente supones cosas y terminas siendo la mala del cuento?  No te ofendas, pero es verdad. La razón es muy sencilla, imaginar cosas donde no las hay es una completa locura y aunque lo quieras disfrazar de sexto sentido o lógica, no lo es.

Suponer no trae nada bueno para las relaciones de familia, amigos o pareja. Aunque diariamente estamos expuestos a las suposiciones, algunas mujeres los suprimen a tiempo, otras se dejan llevar hasta donde pueden y quieren, cayendo en “razones” ilógicas.

Las suposiciones son el enemigo de tu salud mental; mira estos ejemplos

Este tipo de actitudes son muy comunes en las relaciones amorosas; un ejemplo, cuando tu pareja no contesta el teléfono y automáticamente vienen a tu mente pensamientos oscuros,  cuando en realidad dejó el teléfono en segundo plano debido a todo el trabajo que tiene pendiente.

Otro ejemplo, en las relaciones de amigos, cuando ves una foto de ellas compartiendo en una fiesta y comienzas a pensar en razones confusas, “seguro se la pasan mejor sin mí”, “claro…ya no invitan”, cuando la realidad es que esa foto era un “ThrowBack” al cual no pudiste asistir por equis compromiso, pero no te acordabas.

Así como los ejemplos anteriores existen millones, unos más contradictorios que otros, válidos para quienes los suponen, pero ilógicos dentro de la realidad. Por ello te recomendamos vivir de lo que realmente es, no de lo que tú crees que sea.

suposiciones

Una de las maneras para evitar estos pensamientos es ponerse en el puesto del otro, dejar el egoísmo, preguntar ante todo para no hacer suposiciones y tener buena comunicación con todo el que te rodea.

No te dejes llevar por pensamientos oscuros, reconoce si te encanta hacer suposiciones que esa actitud es insana para ti, mejor corrige a tiempo y libérate de ese monstruo mental. Sí, se puede mejorar, solo debes ocuparte por lograr el equilibrio cuerpo, mente y espíritu.

Sobre marianella ybarra