Doscientos años desde el Orinoco Por: Earle Herrera

sábado, 30 de junio de 2018 02:39 pm

 ¡Dichosos nosotros –empleo la palabra “dichosos”  con la connotación que la  pronunció  Simón Bolívar cuando convocó el Congreso de Angostura-, dichosos nosotros, repito, mujeres y hombres de este siglo que tenemos el privilegio histórico y bendito de poder celebrar los 200 años de un sueño que se hizo proyecto, de un proyecto que se hizo realidad   y de una realidad que recibió el nombre de Correo del Orinoco!

Una realidad de papel y letras que se convirtió, por virtud de sus fundadores y su creador, en “artillería del pensamiento”. Pero aquella conversión de papel y letras en artillería no fue producto de un acto de taumaturgia, sino de la inteligencia, el coraje y heroísmo que se expandió desde los talleres de una vieja imprenta a los campos  de batalla de Carabobo, Boyacá, Pichincha, Ayacucho y más allá. Un sueño que nació al lado de una flor a la  que,  años después, un poeta  bautizó  Viajera del río.

Hablamos de una región real maravillosa por la que se perdieron los pasos de Alejo Carpentier y de los buscadores de El Dorado. Un estado, Bolívar,  que es el Orinoco, el soberbio río que desbordó la imaginación de Julio Verne. Pero que, además, es el hierro, el diamante y el oro. Es la mujer guayanesa a la que naturaleza le puso tanta belleza –allí nació mi madre-  y todavía  los poetas quieren saber por qué. Es el Congreso de Angostura que vio nacer la Gran Colombia. Y es, un año antes y 200 después, el Correo del Orinoco.

La dicha del prócer convocante del Congreso de Angostura, la del ciudadano que convoca la soberanía nacional para que ejerza su voluntad absoluta,

Es la misma que nos embarga hoy cuando conmemoramos  los dos siglos de la creación del Correo del Orinoco.  Privilegiados nosotros por esta bendición que nos permite  honrar a los patriotas que desde las modestas páginas de un semanario, nos enseñaron a soñar y a creer en  nosotros mismos frente al imperio más poderoso de la tierra ayer y frente a las amenazas y agresiones de la potencia más grande del planeta hoy.

earlejh@hotmail.com

Earle Herrera

Sobre Gabriel Ybarra